Protestas en Cuba: por qué el levantamiento de su gente era inevitable (¡y necesario!)

Protestas en Cuba: por qué el levantamiento de su gente era inevitable (¡y necesario!)

La gente en Cuba está harta de las medidas opresoras del gobierno. La crisis sanitaria y la decadencia económica, han forzado a sus habitantes a salir a las calles al grito de: ¡libertad!

En un país en donde oponerse al régimen político es prácticamente prohibido, ayer en Cuba se vivió la más grande manifestación masiva de su historia contemporánea.

En redes sociales bajo el hashtag #SOSCuba, cientos de personas y simpatizantes del pueblo cubano mostraron su apoyo contra las duras prácticas dictatoriales del gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel. A quien responsabilizan de la grave crisis económica y sanitaria por la que atraviesa el país desde hace varios meses.

“No tenemos miedo”, “queremos libertad”, “abajo la dictadura”, eran las principales reclamaciones que exigían miles de personas, que salieron a las calles a muy temprana hora del domingo.

Por primera vez en más de 60 años, las protestas en Cuba están recorriendo una veintena de poblados y ciudades a lo largo y ancho de la isla.

Pero este movimiento no es gratuito. Y más allá de lo que ha sucedido a partir del gobierno de Fidel Castro, fueron tres razones principales que detonaron las protestas. Los cubanos no merecen estar en la situación en la que se encuentran. Y no es honesto culpar a otros países por las negligencias de su líder actual.

Miguel díaz-canel, presidente de cuba
Miguel Diaz-Canel, presidente de Cuba.

“El principal problema que atenta contra la salud y el desarrollo de nuestro pueblo fue el embargo de Estados Unidos que provocó Donald Trump”, declaró el presidente de Cuba en entrevista televisiva.

El “problema” que según le dejó su archienemigo del norte de América conlleva otra terrible realidad, que el gobierno cubano no ha sabido afrontar con eficacia. Según la BBC Mundo fueron tres las principales causas que ocasionaron las interminables protestas en Cuba el día de ayer.

Alzar la voz era la única vía para exigir libertad y por sobre todas las cosas: ¡una vida digna!

El enemigo número 1: la pandemia de coronavirus

Tal vez no se menciona en las noticias la situación sanitaria en Cuba a consecuencia del Covid-19, pero verdaderamente es preocupante. Los casos se han disparado en los últimos meses y durante la última semana, el rebrote en la isla ha roto el récord de contagios y muertes. Además, los principales centros de salud están colapsados.  

La medicina es escasa y la atención médica nula. “No hay comida, no hay medicinas, no hay libertad. No nos dejan vivir. Ya nos cansamos”, expresó un manifestante de Pinar del Río, a través de twitter.

Protestas en cuba por las medidas represoras del gobierno

Cortes de energía y acceso a internet

Algo que se había logrado hace algunos años en Cuba, gracias al presidente Raúl Castro, es que sus habitantes ya podían acceder a internet y hacer uso de las redes sociales. Sin represión, los ciudadanos podían expresarse y hablar abiertamente sobre lo que sucedía en la isla.

De hecho, varios manifestantes se enteraron de las protestas en Cuba porque comenzaron a ver #SOSCuba en sus cuentas personales. Y poco a poco se iban sumando.

El acceso a internet también ha llevado a la aparición de numerosos medios independientes que hablan de temas que no solían aparecer generalmente en los medios oficiales.

Sin embargo, el gobierno cortó la electricidad en algunas zonas de Cuba. Y restringió el acceso a internet por considerar que “los enemigos de la revolución utilizan las redes sociales para crear estrategias de desestabilización”.

Situación económica insostenible

El gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel puso en marcha el año pasado algunas reformas económicas. Una de ellas consistía en crear “tiendas por monedas libremente convertibles”, en las que se comenzaron a vender algunos productos de primera necesidad disponibles en una moneda en la que no recibe sus salarios la mayoría de la población.

Díaz-Canel aumentó los salarios, pero al mismo tiempo disparó los precios de la canasta básica hasta en un 500%. Y el mes pasado, anuló el pago de efectivo en dólares en algunos comercios. Siendo que es la principal divisa que reciben los cubanos en remesas.

En fin… desde cualquier óptica posible, el hartazgo del pueblo de Cuba es evidente. Y las protestas que ayer se dispararon en toda la isla solo exigen lo que cualquier ser humano por derecho se merece: libertad.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: Urgente: Japón aprueba liberar al mar millones de litros de agua contaminada con radiación