“La mejor vacuna para preservar nuestro futuro es protegiendo a la naturaleza”: dice la ONU

“La mejor vacuna para preservar nuestro futuro es protegiendo a la naturaleza”: dice la ONU

Hace unos días un informe mundial afirmó que «se nos acaba el tiempo». Y es cierto, estamos liquidando todos los recursos naturales de nuestro planeta. ¡Es hora de hacer algo!

En tiempos donde todos esperamos la llegada de una vacuna que nos salve, nos proteja, nos ponga fuera de peligro de los virus y, hasta de nosotros mismos, tenemos que convencernos de que nuestra mejor vacuna para preservar nuestro futuro es protegiendo la naturaleza.

El problema está cuando las actividades del ser humano aumentan la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera y ésta retiene más calor del necesario. Provocando así que la temperatura media del planeta aumente y se produzca lo que popularmente llamamos calentamiento global.

Mucha gente piensa que calentamiento global y cambio climático son sinónimos, sin embargo, no lo son. Además, existe un importante punto en el que radica la diferencia: el calentamiento global es precisamente la causa del cambio climático.

¿Qué es calentamiento global y qué es cambio climático?

El calentamiento global se refiere solo a la temperatura de la superficie de la Tierra. Mientras que el cambio climático incluye el calentamiento y los “efectos secundarios” de este fenómeno provocado por los humanos. Como son los glaciares que se derriten, tormentas de lluvia muy severas, o las sequías cada vez más frecuentes. Situaciones que difícilmente nos permitirán preservar nuestro futuro.

¿Cómo nos afecta lo que sucede con el planeta?

La Tierra ya se ha calentado y enfriado en otras ocasiones de forma natural. Pero lo cierto es que estos ciclos siempre habían sido mucho más lentos, necesitando millones de años, mientras que ahora y como consecuencia de la actividad humana, estamos alcanzando niveles que en otras épocas trajeron consigo extinciones en apenas 200 años.

Causas del cambio climático

El efecto invernadero es un proceso natural que permite a la Tierra mantener las condiciones necesarias para albergar la vida: la atmósfera retiene parte del calor del Sol. Sin el efecto invernadero, la temperatura media del planeta sería de 18º bajo cero.

La atmósfera está compuesta por diversos gases que, en la proporción adecuada, cumplen su cometido. El problema está cuando las actividades del ser humano aumentan la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Y ésta retiene más calor del necesario, provocando que la temperatura media del planeta aumente y se produzca lo que popularmente llamamos calentamiento global.

Asimismo, los gases de efecto invernadero, el aumento exponencial de la población, la destrucción de ecosistemas terrestres y deforestación. Así como la destrucción de los ecosistemas marinos están causando severos daños al planeta.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha dicho que “nuestra mejor vacuna para el futuro es proteger la naturaleza y la diversidad”. Y definitivamente le damos toda la razón.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: En llamas, el nuevo libro de Naomi Klein para una economía más verde