Opinión: Cambio climático, el G7 subiendo la barra de ambición

Opinión: Cambio climático, el G7 subiendo la barra de ambición

El doctor Francisco Hernández explica la importancia de la Cumbre reciente del G7 para la lucha contra el cambio climático a nivel mundial.

La semana pasada los principales países del mundo vía el Gx z7 dieron pasos importantes para ayudar a revertir los efectos e impacto del cambio climático. Los ministros de medio ambiente de Inglaterra, Estados Unidos, Alemania, Japón, Canadá, Francia e Italia participaron en el encuentro virtual del G7. Este forma parte de una serie de reuniones que lleva a la cumbre de líderes en Cornualles, Inglaterra el próximo mes.

En la reunión convenieron que cumplirán los objetivos climáticos en línea con la condición del no aumento de las temperaturas globales a 1.5 ° C. Lo cual es mucho más ambicioso y de impacto que el máximo anterior de 2° C, que fue en base en el Acuerdo de París. Esto también implica una acción mucho más rápida para reducir las emisiones para 2030, en lugar de mediados de siglo.

Menos carbón, más energía eléctrica

Los ministros también acordaron detener el financiamiento directo de las centrales eléctricas de carbón en las naciones en vías de desarrollo para fines de 2021; la decisión envía un mensaje clarísimo a los bancos de desarrollo que todavía financian la energía base carbón. Esto implica reducir de manera importante el uso del petróleo, el gas y el carbón para la producción de electricidad.

Dentro de las otras notas positivas del encuentro también existe un compromiso muy relevante de proteger el 30% de la tierra para la naturaleza para 2030. Esto al apoyar la vida silvestre, que ayuda a absorber las emisiones de carbono. Las decisiones que se han tomado son un puente vital en el camino hacia la COP26, la trascendente y prometedora cumbre climática mundial que se celebrará en Glasgow en noviembre.

¿Qué necesita el G7 para luchar contra el cambio climático?

Los ministros del G7 acordaron que se requiere muchos más fondos e inversión para ayudar a las economías de crecimiento acelerado como Indonesia e India para tener más acceso a tecnología limpia y es clave que también se incluya América Latina en este paquete de incentivos y apoyo. También en esta cumbre acordaron y apoyaron que el mundo debe avanzar hacia vehículos de cero emisiones, sumándose a otros países de Europa que han mostrado liderazgo en este plan ambicioso de transición total de vehículos base fósil a eléctricos.

Después del mes pasado que se llevó a cabo la Cumbre convocada por el presidente Biden con 40 líderes mundiales para centrar la discusión sobre el Cambio Climático, salieron preguntas importantes. Sobre todo surgieron compromisos mucho más ambiciosos que lo que habíamos visto en el pasado; empezando con la meta de EUA de reducir emisiones en un 50% para el año 2030, es decir, en 9 años, que es una labor titánica de muchos sectores, y niveles de gobierno.

Las naciones del G7 ahora deben demostrar que tienen políticas que respalden sus intenciones. También deben dar una fecha para que estas medidas entren en vigor, así como dar a conocer el plan con métricas y fechas claras. Como bien se dice, lo que no se mide no se controla.

¿Hacia dónde va el G7?

Debo reconocer que se trata de un paso adelante muy significativo del G7 que tiene una masa crítica importante de emisiones del planeta. Espero que se pueda tener un efecto dominó con el G20 y tener aún más peso en la agenda global. Así, se podrá exigir con el ejemplo a otros países que sigan este camino, y nivel de compromiso donde deben de “Walk the Talk” de manera consistente.

Es fundamental el compromiso del G7 con el objetivo de lograr la neutralidad en términos de emisiones de carbono a más tardar en el 2050. Países clave como Alemania elevaron hace relativamente poco tiempo, sus objetivos climáticos para llegar a esa meta en 2045. Sin embargo, requerimos un esfuerzo de todos los países, y puntualmente en México y América Latina requerimos líderes sostenibles que puedan apoyar este camino en todos los sentidos de inversión, infraestructura, y legislación para que esto suceda. NO puede ser un tema negociable entre cambio de gobierno, es tarea de todos los sectores, y ciudadanos solidarios tener la salud del planeta en el primer lugar de nuestra agenda, siempre.

Sobre el autor:

El Dr. Francisco Suárez Hernández es director General de AdeS para América Latina y Ex Presidente del Consejo del World Environment Center. Francisco es un apasionado de la sostenibilidad y fue el primer Latino en ser Presidente del Centro Mundial del Medio Ambiente 2015-2018 (WEC). En 2020, la junta directiva de WEC votó por unanimidad para elegirlo Director Emérito, en reconocimiento a sus muchos años de servicio dedicado. En el año 2020 fue reconocido como uno de los 100 Latinos más influyentes ante la crisis climática por la Organización Sachamama.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.