¡Debemos detenerlo! Así buscan explotar minería en Groenlandia

¡Debemos detenerlo! Así buscan explotar minería en Groenlandia

Actualmente, ya están autorizados cinco permisos de explotación de minería en Groenlandia, pese a los esfuerzos por proteger esta isla del ártico.

Groenlandia es una isla rica en materiales muy escasos, que hoy son necesarios para los autos eléctricos y las turbinas eólicas. Por ello, desde hace varios años está en el ojo de la minería, que busca explotar estos recursos a costa del medio ambiente.

A medida que el calentamiento global derrite el hielo que cubre el 80% de Groenlandia, ha aumentado la demanda de las reservas de minerales difíciles de encontrar, los cuales tienen nombres como neodimio y disprosio.

Las superpotencias mundiales están compitiendo para explotar la minería en Groenlandia. Las empresas mineras se han instalado en varias zonas de la isla en una búsqueda que incluye níquel, cobalto, titanio y oro.

Actualmente, China tiene casi el monopolio sobre estos minerales raros. El descubrimiento de que Groenlandia podría ser un proveedor rival ha desatado una nueva fiebre del oro.

Estos minerales raros se utilizan en turbinas eólicas, motores eléctricos y muchos otros dispositivos electrónicos.

¡Debemos detenerlo! Así buscan explotar minería en Groenlandia
Foto: Unsplash

No tan rápido: este proyecto busca frenar la minería en Groenlandia

Pese a la voracidad de las compañías mineras que buscan acabar con el ecosistema de Groenlandia (de por sí devastado por el cambio climático), hay un movimiento de resistencia encabezado por la activista Mariane Paviasen y los residentes de la aldea de Narsaq, en su mayoría indígenas.

Antes de ser elegida al Parlamento de Groenlandia en abril, Paviasen fue gerente de un helipuerto. Uno de los pocos sitios por los que se puede llegar a Narsaq, un pueblo en la entrada de un fiordo en la costa suroeste de la isla.

Las cumbres rocosas de Narsaq, que tienen una población de alrededor de 1,700 personas, también contienen las que quizá sean las concentraciones más ricas de minerales raros en el mundo.

¡Debemos detenerlo! Así buscan explotar minería en Groenlandia
Foto: Unsplash

Todo comenzó con el hallazgo de la calamita, que atrajo a una empresa australiana con inversionistas chinos con la esperanza de excavar con explosivos una mina a cielo abierto.

La mina traería empleos e ingresos tributarios a la aldea, pero también produciría uranio radiactivo. Eso alarmó a Paviasen, quien en 2013 formó un grupo de protesta que llamó Urani? Namiik, que en groenlandés significa “¿Uranio? No”.

“Yo sabía que esto podía afectarnos. Así que tuve que hacer algo”, dijo hace poco en un artículo de The New York Times.

Paviasen se ha ganado una buena reputación en la región por ser una activista implacable. Su oposición a la mina la ha convertido en una figura bastante destacada.

Foto: Unsplash

En las elecciones para el Parlamento celebradas en abril, Paviasen y su grupo de protesta superaron una iniciativa de cabildeo por parte de la empresa minera Greenland Minerals. Y volvieron a la opinión pública a favor de un partido que prometió detener la mina.

La victoria de Paviasen y su alianza de criadores de ovejas, pescadores y otros residentes envió una señal a los que tienen en la mira la riqueza mineral de Groenlandia: con el ártico no podemos seguir jugando.

Groenlandia: entre la protección y la explotación

Desde el siglo XIX, la minería en Groenlandia ha estado en la mira de varios países. Debido a que la ausencia de montañas y vegetación escasa hacen mucho más fácil la exploración del suelo.

Con el cambio climático, que ha derretido buena parte del hielo, han quedado al descubierto nuevos minerales que han atraído a las mineras como moscas.

Anglo American, un gigante minero británico, ya se ha apropiado de enteras en Groenlandia donde se cree que hay depósitos de níquel. Este material es esencial para la mayoría de las baterías que usan los autos eléctricos.

Foto: Unsplash

En agosto de este año, KoBold Metals (una empresa de California respaldada por Bill Gates y Jeff Bezos) se alió con la empresa británica Bluejay Mining para buscar minerales en Groenlandia usando inteligencia artificial.

En este momento, solo hay dos minas activas en Groenlandia: una produce rubíes y la otra anortosita, utilizada en pinturas, revestimientos de plástico y variedades especiales de vidrio.

No obstante, decenas de empresas tienen proyectos de exploración en curso, y cinco de ellas ya tienen licencias para comenzar a excavar. ¿Cómo es posible que, en medio de esfuerzos globales para proteger a Groenlandia, se autoricen proyectos de minería en la zona?

Lo peor: el gobierno de Groenlandia está de acuerdo con la minería

Es triste, pero cierto: el nuevo gobierno en Groenlandia está de acuerdo con que haya proyectos de explotación minera en la isla. Justo en el momento más crítico del cambio climático.

Groenlandia ve en la minería una actividad económica que le permitirá tener su independencia financiera frente a Dinamarca, quien actualmente determina el presupuesto y la política exterior de la isla.

Aunque Groenlandia tiene un parlamento que supervisa los asuntos nacionales, no es una isla realmente autónoma. Por ello, Dinamarca también se beneficiaría de las regalías que deje la minería en Groenlandia.

¡Debemos detenerlo! Así buscan explotar minería en Groenlandia
Foto: Unsplash

Los habitantes de Narsaq estaban inicialmente a favor de la minería, pensando que sería una fuente de empleo más que urgente en la isla. Pero la opinión cambió a medida que la gente se fue enterando del proyecto.

Los residuos radiactivos de la mina a cielo abierto se depositarían en un lago situado sobre la ciudad. Por ello, Paviasen y su grupo se han centrado en detener el proyecto de Greenland Minerals.

La empresa está buscando maneras de resolver las inquietudes locales. Por ejemplo, enviar los minerales a procesar en otra parte en lugar de separar el uranio en Narsaq.

Greenland Minerals prometió capacitar a los residentes de la región para que trabajen en la mina. Y comprar a proveedores locales siempre que le fuera posible.

Foto: Unsplash

También encargó estudios que muestran que la radioactividad de la mina sería insignificante y que tendría un impacto mínimo en el medioambiente.

Sin embargo, la historia nos ha dado demasiadas lecciones de que, tanto en minería como en explotación de otros recursos, nunca debemos fiarnos de los intereses económicos de los gobiernos y las compañías.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También te puede interesar: En Groenlandia llueve por primera vez en 70 años