Dos pingüinos hembras se vuelven mamás al adoptar juntas un huevo

Dos pingüinos hembras se vuelven mamás al adoptar juntas un huevo

Tiempo de lectura: 3 mins.

Electra y Viola, dos pingüinos hembras en el acuario más grande de Europa, incubaron el huevo de otra pareja y ahora cuentan con su primera cría. ¡Enhorabuena!

Es común que en los pingüinos existan parejas del mismo sexo. Lo que no resulta tan visto es que éstas adopten un huevo y lo críen juntas. Y hoy, el acuario más grande de Europa, Oceanográfic València, en España, ha sido testigo de ello: Electra y Viola, dos pingüinos hembra, adoptaron e incubaron un huevo de otra pareja con éxito.

De acuerdo con el acuario, durante esta temporada de reproducción en la colonia del área de Antártico del Oceanogràfic, de los 25 pingüinos de Gentoo (Pygoscelis papua), han nacido tres pingüinos por el momento, incluido este pequeño crío, hijo adoptivo de una pareja del mismo sexo.

Las dos pingüinos hembras se prepararon para la maternidad

La pareja de dos hembras comenzó a tener comportamientos habituales previos a la reproducción, como construir su propio nido a base de piedras. Al notar esto, los cuidadores del acuario decidieron traslocar un huevo fértil de otra pareja. Electra y Viola lo adoptaron hasta llevarlo al nacimiento, y ahora disfrutan a su pequeño bebé.

La incubación del huevo suele correr a cargo de ambos padres, que se turnan cada día. Los huevos se abren a los 38 días, y las crías se suelen independizar a los 75 días de haber nacido, con un peso aproximado de seis kilogramos.

También lee: ¡Aparecen nuevos pingüinos en la Antártida!

No es la primera vez que un acuario es testigo de parejas del mismo sexo adoptando un huevo

De acuerdo con Huffington Post, en 2018, dos pingüinos macho llamados Sphen y Magic —del Sea Life Sydney Aquarium, en Australia— se volvieron inseparables antes de la temporada de reproducción. Y al igual que Electra y Viola, comenzaron a construir su nido. Luego de ver esto, los cuidadores les dieron un huevo de otra pareja que tuvo dos, y lo incubaron con éxito. El resultado, su bebé, una hembra llamada Sphengic.

Esto demuestra lo que muchos especialistas han dicho: que los pingüinos son animales con una urgencia fuerte de ejercer la paternidad o la maternidad. Además, suelen dividir las responsabilidades de la crianza de manera totalmente equitativa. Y esto aplica también para las parejas del mismo sexo.

¡Aprendamos de los pingüinos y dividamos labores en la crianza de nuestros hijos! Si ellos pueden, nosotros también.