5 sorprendentes maneras de hacer tu casa más sostenible

5 sorprendentes maneras de hacer tu casa más sostenible

Los grandes cambios vienen desde adentro. Una pequeña acción o decisión puede cambiar el mundo. Aquí te decimos cinco formas para comenzar, por ejemplo, hacer una casa más sostenible.

¿Cuántas veces hemos dicho, jurado, repetido o posteado, que ahora si nos enfocaremos para hacer realmente algo por el medio ambiente? Hasta parece propósito de año nuevo, porque solo lo planeamos. No más pretextos. Te decimos cómo con pequeñas grandes acciones puedes empezar con un cambio para dejar un poco menos de tu huella “maligna” de carbono en la Tierra, por ejemplo. Te sorprenderán estas 5 maneras para empezar a cumplir el propósito de ser más verde, comenzado por hacer tu casa más sostenible.

Para empezar, y aunque no queremos “spoilear”, así que va aquí una alerta, ve pensando en qué harás con tu inodoro. Sí, ese objeto infravalorado estéticamente, pero tan necesario en todos lo hogares (te aseguramos que hasta en Buckingham Palace hay y es muy necesario), puede ser una de esas cosas que si decides cambiarlo por uno más moderno, que gaste menos agua, comenzarás con la acción verdadera para cambiar el mundo y hacer tu casa más sostenible. 

Tampoco queremos proponerte cosas complicadas que, realmente, nunca harías. Pequeñas acciones, sencillas de llevar a cabo harán una diferencia y, sin gastar mucho, podrás tener una casa más sostenible; igualmente no será necesario tener que estudiar tratados enteros de ecología y reciclaje o ser el maestro experto anticontaminante.  No. Queremos darte consejos que sean posibles y fáciles de seguir y que más que meras ocurrencia, han sido recomendadas por las principales agencias de cuidado de medio ambiente y vida sustentase de los Estados Unidos. Aquí van:

Compra muebles fabricado de material reciclado

El diseño interior y de muebles tiene mucho en tendencia este tipo de muebles, concebidos desde un principio para fabricarse con materiales reciclados. Aunque en México no es tan común hacer remodelación anual y cambio de decoración, como en los países hermanos del norte, aun así no deja de ser bastante contaminante un cambio de muebles constante. Más del 80% de los muebles del hogar termina en basureros, sin ningún otro fin que ser basura un poco “de lujo”, según las estadística de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés). 

Así que por favor, si quieres tener una casa más sostenible, no tires tus muebles a menos que sea absolutamente necesario. Y asegúrate que los nuevos serán de fabricación de uso y que para su producción se recurrió a reciclaje.

No más fugas domésticas (por miníma que parezca)

Se nos hace fácil, seamos honestos, a la gran mayoría tener esa “goterita” que casi ni se oye, o, más bien, sentimos que no afectaría en nada. Error garrafal. Cada gota o gotita, por más chica que sea o parezca, es desperdicio de agua. Es decir: ¡la estás tirando! y no estamos para esos menesteres en todo nuestro país y el mundo. Arregla cualquier fuga doméstica pequeña para tener una casa sostenible y realmente ayudar. Por si fuera poco, esto te ayudará a ahorrar en consumo y pagarás menos.

Incluso las fugas más pequeñas en el hogar pueden resultar en una asombrosa cantidad de desperdicio de agua. Por si no lo crees y todavía puedes dormir sabiendo de esa gotera que escuchas cada noche, aquí te van estas cifras.

Las fugas de un hogar promedio pueden representar casi 10,000 galones de agua desperdiciados cada año, según la EPA. Peor aún, el 10% de los hogares terminará teniendo fugas que representan 90 galones de desperdicio de agua o más por día. Reparar las fugas en su hogar es tan beneficioso para su billetera como para el medio ambiente.

Instala un inodoro de doble descarga

Como te decíamos, a ojo de buen cubero, o de que siempre estamos metidos en el baño de casa ajena (por eso de las visitas, fiestas, oficinas, restaurantes, o donde quiera que vayamos que no sea nuestro hogar), podemos confirmar que muchos de estos lugares tienen inodoros muy antiguos, que gastan cantidades de agua inmensa.

No te estamos pidiendo que implementes un cambio exorbitante o diseñes un sistema de que el agua del lavabo vaya al inodoro –obvio si puedes, hazlo–, más bien que te pongas esa meta de: «Es hora de cambiar la taza del baño, right now». ¿Sabías que los inodoros representan casi el 30% del consumo de agua interior promedio de una casa?

La mejor manera de ahorrar agua en un hogar y empezar por tener una casa más sostenible es invirtiendo en un inodoro de doble descarga. Estos tipos de inodoros usan botones de descarga dobles: uno para líquidos y otro para sólidos, según sea necesario. Son una opción, pero si quieres algo mucho más ahorrador en el mercado existen otros sistemas, checa las opciones. Queremos que todo sea económico y sencillo para ti, asegúrate que gastes menos agua y así comiences a cumplir este propósito de ser mas sustentable en tu propio hogar.

Usa pintura con bajo contenido de COV para todo

Ya sea remodelación, mantenimiento o pintar una casa nueva, la pintura de tu hogar debe guardar ciertas características. No lo dudes más, llegó la hora del cambio y aunque hay infinidad de marcas, tipos y presentaciones de pinturas y sus aplicaciones, checa que la que elijas tenga el mínimo contenido de COV o no los tenga. 

¿Qué es esto? Pues son los compuestos orgánicos volátiles; o sea, sustancias químicas que contienen carbono y por lo tanto contaminan el ambiente. En cantidades muy altas afectan la calidad del aire y la salud y es posible que ya se encuentren en tu hogar. Ten cuidado también con los aerosoles y otras cosas que son ricas en COV.

Entendámoslo bien: pinturas o recubrimiento con COV son dañinos y no hacen tu casa más sostenible. Los COV por sí solos pueden causar síntomas como reacciones alérgicas, dolor de cabeza y deterioro de la memoria, pero cuando se combinan con óxidos de nitrógeno, se crea ozono a nivel del suelo. El ozono es perjudicial para la salud y puede causar tos, dolor de pecho e inflamación de las vías respiratorias, y puede empeorar los síntomas de bronquitis y asma. ¿Ya te convenciste?

Cortinas en tus ventanas para una insolación total = casa más sostenible

El 30% de la energía de calefacción de una casa se pierde a través de las ventanas; de la misma manera, el 76% de la luz solar que llega a una ventana estándar de doble panel se convierte en calor al entrar. En nuestro país se gastan cantidades exorbitantes de dinero por luz al usar el aire acondicionado, más que por la calefacción (solo en ciertas épocas y más al norte de México se usa más ésta). Con el uso de ciertas persianas o cortinas celulares se puede reducir la perdida de calor o viceversa hasta en un 40%.

Demos gusto a nuestro ermitaño interior y tengamos aislamiento adicional. Es decir, hay que impedir que el ambiente exterior estropee nuestro interior. Muchas veces no nos hemos detenido a pensar que para hacer una casa más sostenible es necesario guardar cierto aislamiento, que además te hará ahorrar dinero.

Los tratamientos de ventanas son una manera fácil de conservar el calor o el aire fresco en el hogar. Puedes elegir entre una variedad de tipos de productos, como cortinas celulares (también conocidas como cortinas de panal), cortinas opacas, persianas de madera, películas para ventanas, cortinas enrollables, toldos para exteriores y más.

El Departamento de Energía de Estados Unidos recomienda lo anterior con sencillos aditamentos para ventanas para poder conservar lo más posible una temperatura adecuada en el interior.

Esperamos que puedas seguir estos sencillas manera para lograr tener una casa más sostenible, ahorrar y ayudar con algo al medio ambiente. ¡Síguenos para más consejos!

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico. Da clic aquí.