¡Buenas noticias! Estos animales ya no se encuentran en peligro de extinción

¡Buenas noticias! Estos animales ya no se encuentran en peligro de extinción

Tiempo de lectura: 3 mins.

Nos da gusto saber que la lista negra de los animales en peligro de extinción va en decremento, porque eso quiere decir que poco a poco estamos recuperando nuestro hábitat.

El caballito de mar, el oso tibetano y hasta el tigre, son animales que se encuentran en peligro de extinción a causa de ¿quién crees? Pues del hombre, y cada año, la lista de especies extintas o en peligro aumenta.

Sin embargo, no todo está perdido, gracias a la ardua labor de activistas, gobiernos y empresas, algunas especies pueden salvarse de la desaparición. ¿Quieres conocerlos?

Lince ibérico

De los linces ibéricos, hasta el año pasado, se contaban sólo 850 ejemplares en la península española. Ahora, el proyecto Life+IBERLINCE le ha dado una esperanza.

Águila calva

La degradación del hábitat del águila calva y la caza indiscriminada, consiguieron que en los años 60 se contabilizaran únicamente 400 parejas. Afortunadamente, años después se cuentan más de 11 mil, por lo que ya sale de la lista negra de animales en peligro de extinción.

Ballena jorobada

La ballena jorobada (presente en la foto principal de esta nota) es especialmente vulnerable durante su migración entre los Polos y el Ecuador, pero gracias a los esfuerzos conjuntos, la caza se detuvo así como su extinción, pues a la fecha ya hay más de 84 mil.

Rinoceronte blanco

Asimismo, después de un siglo de protección y conservación, el rinoceronte blanco del sur se ha logrado reproducir, al grado de que hoy en día ya son alrededor de 21 mil ejemplares los que viven en áreas protegidas en el continente africano.

Pájaro Kiwi marrón

Finalmente, el pájaro kiwi marrón, de la Isla del Norte en Nueva Zelanda, crece alrededor de un 2% cada año, gracias a 25 años de trabajos de conservación del país. El kiwi es una de las aves más extravagantes de la Tierra, ya que su plumaje marrón se asemeja más bien al pelaje de otros animales, mientras que en la cabeza tiene un pelo muy parecido al de los gatos.

Además de estas acciones, la ciencia también ha intervenido para evitar la desaparición de las especies. Por ejemplo, recientemente, en Estados Unidos, clonaron a un hurón de pies negros que había muerto hace más de 30 años. Esto lo lograron a partir de implantación de células preservadas.

Dicho avance supone un hito para la conservación del único hurón autóctono de Norteamérica.

Mientras que la ciencia sigue avanzando, a nosotros nos queda respetar el hábitat y a los animales, para que nunca lleguen a estar en peligro de extinción.

También lee: ¿Por qué es tan importante la vida silvestre para nuestro planeta?