Millones de abejas mueren de cansancio por la producción de leche de almendras

Millones de abejas mueren de cansancio por la producción de leche de almendras

Si bien es una de las leches más de moda en la actualidad, puede provocar daños al medio ambiente. Hablamos de la leche de almendras.

La leche de almendras surgió a raíz de la necesidad de las personas veganas para consumir una leche alternativa a la de vaca. En los últimos 5 años, en Estados Unidos, por ejemplo, el consumo de esta bebida ha aumentado hasta 250%.

Así, la economía y popularidad de las almendras crece, crece y crece… y también el cansancio de las abejas.

Como lo lees: estos insectos, tan necesarios para que la vida en el planeta continúe, están extenuados ante la producción de leche de almendras (o mejor dicho, «bebida»).

En California están los centros de producción más poderosos de la leche de almendras en todo el mundo. De hecho, según The Guardian, más del 80% de producción de la misma viene de ahí. Un trabajo duro para las abejas, responsables de polinizar los almendros.

El resultado: 50 mil millones de abejas muertas en 2020 por fatiga, al agotar todas sus energías en polinizar.

Las abejas no solo mueren por la producción de leche de almendras

En estos campos de almendros, las abejas son víctimas, además, del uso de pesticidas. Así que mientras más avanza la producción de la leche de almendras, más expuestas están a extinguirse.

Otra razón por la cual las abejas están agotadas es que ellas descansan durante todo el invierno. Sin embargo, al ser utilizadas para usos comerciales, los dueños o responsables de la producción de leche de almendras no consideran sus ciclos vitales.

Para ayudar a resolver el problema, los científicos trabajan actualmente en la reproducción de variedades de almendras que requieren menos abejas para polinizar.

El estado de California también ha implementado un programa «Bee Where«; esto para coordinar las ubicaciones de las colmenas y alertar a los agricultores sobre las próximas fumigaciones de pesticidas.

Esperemos que la leche de almendras, que surgió como una alternativa sostenible a la proteína animal, pueda seguir una opción sin llevarse a las abejas de calle. Si te gusta esta bebida pero ya te hicimos reflexionar sobre su consumo, hay otras leches que puedes hacer en casa, como estas.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: 5 plantas que debes tener en tu jardín para ayudar a las abejas.