La idea detrás del Día Mundial Sin Auto es lograr que los habitantes de grandes urbes opten por medios alternativos de transporte y disfruten sus ciudades con actividades a pie de calle.

Este 22 de septiembre, la Ciudad de México se une a la celebración del Día Mundial Sin Auto. El acontecimiento corona un fin de semana agitado en términos de lucha por el medioambiente, que comenzó el pasado viernes con la huelga climática global, previa a la Cumbre para el Cambio Climático de la ONU, inspirada por el movimiento #FridaysForFuture de la activista y estudiante sueca Greta Thunberg.

Al unirte al Día Mundial Sin Auto contribuyes a la reducción del impacto ambiental provocado por las emisiones de carbono. Además, apoyas a la promoción del uso de bicicleta, transporte público o cualquier otro medio que no dependa de la quema de combustibles fósiles. La actividad física, y por tanto la disminución del sedentarismo, es otro de los grandes beneficios de apoyar esta medida.

Y si lo anterior no fuera razón suficiente para sumarte al Día Mundial Sin Auto, el programa Ecobici de la Ciudad de México anunció que regalará 250 cascos para bicicleta a todos aquellos nuevos suscriptores que hayan completado su registro hasta el pasado 20 de septiembre. 




Así nació el Día Mundial Sin Auto  

Los primeros esfuerzos por adoptar esta medida se remontan a la década de 1970, luego de una de las crisis petroleras más severas que el mundo ha experimentado. En 1973, los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cesaron la venta del combustible a los países que apoyaron a Israel durante la guerra de Yom Kipur. El consecuente desabasto y la necesidad de racionar el recurso, obligaron a Estados Unidos, por ejemplo, ha crear la Reserva Estratégica de Petróleo y el Departamento de Energía.

Después de algunas jornadas sin automóvil realizadas en 1994, el Día Mundial Sin Auto se estableció oficialmente en 1998, a celebrarse todos los días 22 de septiembre en el marco de la Semana de la Movilidad. Francia, Islandia y Gran Bretaña fueron los primeros países en adoptar la medida, siendo esta última la primera en lograrlo a nivel nacional. En América, por otro lado, ciudades como Medellín y Bogotá han demostrado un gran compromiso con esta iniciativa, emitiendo un referéndum que prohíbe la circulación de autos el 22 de septiembre. 

También te puede interesar: El nuevo scooter eléctrico de Hyundai

Te recomendamos