Noruega prohíbe la deforestación

Noruega prohíbe la deforestación

Tiempo de lectura: 2 mins.

Noruega prohíbe la deforestación y retira de su mercado los productos provenientes de la tala de árboles. Asimismo impulsará las industrias sostenibles.

Noruega se convirtió en el primer país del mundo en prohibir la deforestación. El país escandinavo se ha caracterizado en los últimos años por sus compromiso con el medioambiente. En 2014, durante la Cumbre sobre el Clima que se llevó a cabo en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, el parlamento noruego se comprometió junto con Alemania y Reino Unido a implementar políticas que eviten la tala de árboles.

De esta manera, el gobierno de Noruega no sólo prohibirá en su mercado productos provenientes de la deforestación y de especies nativas, como madera, aceite de palma, papel, carne y pieles de animales, también impulsará a empresas e industrias con iniciativas sostenibles y en favor del medioambiente para lograr una economía más ecológica. 

Además de prohibir los productos provenientes de la tala de árboles, Noruega impulsará iniciativas e industrias sostenibles.

Esta noticia es alentadora porque la producción de dichos productos en sólo siete países (Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Indonesia, Malasia y Papua Nueva Guinea) fueron los responsables del 40% de la deforestación que ocurrió entre 2000 y 2011; además, también representó el 44% de las emisiones de carbono en el mismo lapso.

Noruega ha sostenido una lucha contra la tala de árboles desde hace años. En 2008 donó mil millones de dólares a Brasil con el objetivo de reducir la deforestación. Esta aportación contribuyó resguardar más de 8 millones y medio de hectáreas del Amazonas, además evitó emisiones de aproximadamente 3.2 millones de toneladas de CO2.

En 2008, Noruega donó mil millones de dólares a Brasil para combatir la deforestación.

El apoyo de Noruega se ha extendido a otros países. En el lapso de 2011 y 2015 otorgó 250 millones de dólares para proteger el bosque de Guyana en América del Sur. El continente africano también se ha beneficiado del compromiso ambiental del país nórdico, pues Liberia se convirtió en la primera nación que dejó de talar árboles a cambio de una ayuda económica que representa 150 millones de dólares.

TE PUEDE INTERESAR: LOS JUGUETES DE MATTEL SERÁN 100% RECICLADOS Y RECICLABLES