Harbour Air inaugura la era de la aviación eléctrica

Harbour Air inaugura la era de la aviación eléctrica

La compañía de hidroaviones y magniX, manufactura de motores eléctricos, han llevado a cabo con éxito el primer vuelo comercial eléctrico de la historia, en Vancouver, Canadá.

Aunque el vuelo de Harbour Air fue un viaje corto sobre el río Fraser en la Columbia Británica, se trata de un hito para la aviación comercial, y una esperanza para la reducción de las emisiones responsables de la crisis climática. Con seis pasajeros a bordo, el trayecto se realizó en un DHC 2 de Havilland Beaver, dotado con un sistema de propulsión magni500 de 560 kW y 750 caballos de fuerza. Esto lo convierte en el primer vuelo comercial de cero emisiones en el mundo y da comienzo a la tercera era de la aviación: la era eléctrica.

La asociación de Harbour Air y magniX dio inicio a principios de este año, con la intención de construir la primera flota de hidroaviones comerciales completamente eléctrica en el mundo. Ahora, las dos compañías comenzarán el proceso de certificación y aprobación del sistema de propulsión eléctrico, además de la paulatina modernización de sus aeronaves.

El histórico vuelo fue pilotado nada menos que por el CEO y fundador de Harbour Air, Greg McDougall.

«Estoy increíblemente orgulloso del papel de liderazgo de Harbour Air en la redefinición de la seguridad y la innovación en la industria de la aviación y los hidroaviones. Canadá ha tenido un papel icónico en la historia de la aviación, y ser parte de este increíble hito mundial es algo de lo que todos podemos estar realmente orgullosos.», expresó McDougall en un comunicado oficial.

No te pierdas: Los planes de easyJet para compensar sus emisiones de carbono

Harbour Air vuelo eléctrico en Wokii
El equipo de Harbour Air y magniX

Por su parte, Roei Ganzarski, CEO de magniX, expresó: «La industria del transporte y específicamente el segmento de aviación se ha estancado desde fines de la década de 1930. Está listo para una interrupción masiva. Ahora estamos demostrando que el transporte aéreo eléctrico comercial de bajo costo y ecológico puede ser una realidad en un futuro muy cercano. ”