Estudiantes filipinos plantarán árboles para graduarse

Estudiantes filipinos plantarán árboles para graduarse

Tiempo de lectura: 2 mins.

Filipinas, uno de los países más deforestados del mundo, apobó una ley que obliga a todos los estudiantes a plantar diez árboles para graduarse.

Filipinas es uno de los países más deforestados del mundo. Actualmente, su extensión forestal se ha reducido a un 20 por ciento. Por ello, el gobierno filipino aprobó una ley que obliga a todos los estudiantes del país a plantar diez árboles como requisito para graduarse. Con esta iniciativa, el país asiático pretende obtener 175 millones de árboles por año. El objetivo es revertir la situación que también afecta a los ecosistemas de la región.

Bajo el nombre de Ley de Graduación para el Medio Ambiente, estudiantes de secundaria, preparatoria y universidad plantarán árboles en áreas urbanas, sitios protegidos, bosques con deforestación, zonas militares y terrenos que cuenten con la topografía y el clima adecuados. Además, el gobierno de Filipinas aseguró que se tomará en cuenta todas las condiciones para elegir las especies de árboles que se planten. 

La extensión forestal de Filipinas se ha reducido a un 20 por ciento.

Gary Alejano, representante filipino del Partido Magdalo que aprobó la ley, explicó que cada año se gradúan más de 12 millones de estudiantes de primaria, 5 millones de estudiantes de secundaria y 500 mil de universidad. Con estos datos, se estima que por cada generación se consigan casi 200 millones de árboles. 

Por otra parte, Gary Alejano comentó que el objetivo también es convertir al sistema educativo en un lugar donde se propague el uso ético y responsable de los recursos naturales. Filipinas pretende generar conciencia y educar a sus jóvenes ciudadanos para que enfrenten las repercusiones del cambio climático y revertir la contaminación.

Estudiantes filipinos plantan árboles para graduarse en Wokii México
El país asiático pretende obtener 175 millones de árboles por año.

Además, con este tipo de políticas, Filipinas intenta promover programas e iniciativas basadas en la protección del medioambiente y la biodiversidad. Anteriormente, el país asiático consumó una campaña de plantación de árboles, donde 3.2 millones de semillas fueron plantadas en sólo una hora, gracias a la participación de 160 mil personas.

TE RECOMENDAMOS: NORUEGA PROHÍBE LA DEFORESTACIÓN