Arquitectos diseñan viviendas sostenibles para la vida después del COVID-19

Arquitectos diseñan viviendas sostenibles para la vida después del COVID-19

Tiempo de lectura: 3 mins.

El nuevo proyecto arquitectónico tiene todo para que trabajes desde casa, es amigable con el medio ambiente y rompe los esquemas tradicionales de las zonas urbanas.

El coronavirus ha cambiado nuestras vidas; la forma en la que vemos el mundo, las nuevas formas de relacionarnos o cómo resolver las tareas de oficina desde nuestro hogar. Por ejemplo, el trabajo remoto podría convertirse en una opción permanente para muchas empresas, y pasar tanto tiempo en casa, significaría un replanteamiento en la construcción de viviendas.

La desconexión entre la ciudad y la naturaleza también se hace evidente, y la búsqueda del ser humano por regresar a una vida en armonía con el medio ambiente adaptando su estilo de vida es una necesidad recurrente.

En este contexto, una gran cantidad de arquitectos y urbanistas están reconsiderando la forma tradicional en la que vivimos. Tal es el caso de Studio BELEM, que ha propuesto Aula Modula, un proyecto de viviendas sostenibles que rompe los esquemas tradicionales.

Aula Modula propone un lugar flexible y sostenible que atiende cambios sociales como la reducción de contaminación en las zonas urbanas, la necesidad de estar cada vez más cerca de la naturaleza y apegarse al trabajo en casa.

Te puede interesar: Twitter permitirá a empleados trabajar desde casa de forma permanente

Vista al interior de casa. Imagen: Studio BELEM.

La evolución de las viviendas

Especialmente planteado para un mundo post-COVID-19, el concepto de viviendas sostenibles representa la evolución de los modelos tradicionales de la arquitectura y planificación urbana occidentales.

Además de proporcionar oficinas individuales para cada apartamento, el nuevo complejo de trabajo/vida ofrece acceso a un patio central y terrazas para promover el sentido de comunidad entre residentes y trabajadores.

Los arquitectos proponen construir Aula Modula con materiales amigables con el medio ambiente, como madera, para reducir la huella de carbono del proyecto.

El diseño incluye características que garantizan sustentabilidad; los techos verdes regados con aguas residuales, los huertos en las terrazas o bien, el invernadero comunitario calentado con energía térmica recuperada del edificio. Además, promueve un aspecto arquitectónico evolutivo y una construcción basada en postes y vigas de baja tecnología.

Imagen: Studio BELEM.

Se planea que los residentes respondan a nuevas narrativas colectivas. Que tengan fácil acceso a servicios recreativos y minoristas como tiendas, cervecerías artesanales y un estudio de yoga.

Con Aula Modula, Studio BELEM busca redefinir los espacios habitables y permitirle a sus residentes explotar su creatividad.