Opinión: ¿Por qué 2022 debería ser el año del veganismo?

Opinión: ¿Por qué 2022 debería ser el año del veganismo?

Nuestra experta Jessica González Castro tiene varias razones por las que este 2022 se podría convertir en el año del veganismo. ¡Checa!

Si quieres mejorar tu salud, minimizar tu impacto medioambiental o reducir el sufrimiento de los animales, puede que ya hayas pensado en cambiar hábitos, ¡y no serías el único! Millones de personas ya son veganas y millones más se comprometerán a probar el veganismo durante este año.

Te dejamos algunas buenas razones para que sepas por qué el 2022 debería ser el año del veganismo.  

Por salud

5 de las diez principales causas de muerte en el mundo están directamente relacionadas con lo que comemos: enfermedades del corazón, cáncer, derrame cerebral, Alzheimer y diabetes. La comunidad médica suele decir que ciertas enfermedades son hereditarias simplemente porque las dietas son hereditarias. Así que éste podría ser un buen momento para romper el ciclo, examinar los viejos hábitos y dejar de lado los que ya no sirven.

https://www.instagram.com/p/CYn_t1ktYWD/

Por los animales salvajes

En los últimos 50 años se ha producido un devastador declive de la vida silvestre, y los científicos declaran que hemos entrado en la sexta extinción masiva. Es la primera vez que la “aniquilación biológica” ha sido causada por una de esas especies: los humanos. Y una de las principales causas es nuestra dieta basada en productos animales.

Opinión: ¿Por qué 2022 debería ser el año del veganismo?

Por los bosques

La agricultura animal utiliza el 83% de nuestras tierras de cultivo, pero sólo nos proporciona el 18% de nuestras calorías. Lo que significa que necesitamos mucha más tierra para crear mucha menos comida si los alimentos que producimos son carne y lácteos. Esta ineficiencia es lo que hace que la agricultura animal sea uno de los principales impulsores de la deforestación. Esta destrucción para obtener carne no sólo expulsa a las especies silvestres, sino que libera carbono a la atmósfera y obliga a los pueblos indígenas a abandonar sus hogares.

Por los animales de granja

Por lo general queremos a nuestros gatos y perros, compartimos nuestras vidas y hogares con ellos, les cuidamos bien y les tratamos cuando están enfermos. Sabemos que tienen sentimientos y emociones, y los reconocemos como individuos. No hace falta que pensemos mucho para aceptar que esto debe ser tan cierto para las vacas y los cerdos, como para los gatos y los perros.

En el fondo, sabemos que hay un problema con la cría de animales: encarcelar a seres sintientes dentro de jaulas y corrales, obligarlos a vivir en su propia suciedad, cortarles la cola y los cuernos sin anestesia. Negarles la libertad de caminar o de sentir la tierra bajo sus pies, quitarles las crías y luego quitarles la vida. Entendemos que ver a los animales sufriendo de esta manera es desgarrador, pero su sufrimiento sólo terminará cuando dejemos de tratar sus cuerpos como comida, y sus vidas como prescindibles.

Por nuestro futuro

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el 14,5% de todas las emisiones de efecto invernadero generadas por el ser humano proceden de la ganadería. Otros científicos sitúan la cifra mucho más alta, pero en lo que sí hay acuerdo es en que lo que comemos tiene un profundo impacto en la ruptura del clima. Y que los alimentos de origen vegetal tienen un impacto mucho menor que los de origen animal.

El 2021 fue de hecho un año crítico para México ya que tuvimos sequías más prolongadas, inundaciones más frecuentes, incendios más arrasadores. La crisis climática ya está aquí y tiene consecuencias devastadoras. México es uno de los países más vulnerables del mundo ante el cambio climático debido en buena parte a sus características geográficas. 

conferencia sobre el cambio climático

Prueba cambiar tu alimentación durante una semana o un mes. Esto es un truco mental. Si nos decimos a nosotros mismos que algo es para siempre, puede abrumarnos. Comprométete a comer vegano sólo durante una semana o un mes, y tómate un día cada vez. Al final de ese periodo, comprueba cómo te ha ido y prueba otra semana.

Sobre la autora

Jessica González Castro, autora de esta columna, es gerente de campaña en Million Dollar Vegan en México. Estudió la licenciatura en Administración de Empresas de Hospitalidad en la Universidad del Valle de México. Es fundadora del primer centro comunitario vegano en México, Casa Animal.  Fundadora de Cocinar para Liberar, un proyecto que se encarga de que más negocios y hoteles tengan opciones a base de plantas en sus menús. Feminista Interseccional.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: En Finlandia, desarrollan café de laboratorio para frenar la sobrexplotación del campo