“No tiempo”, la técnica de productividad que seguía Steve Jobs y que deberías probar

“No tiempo”, la técnica de productividad que seguía Steve Jobs y que deberías probar

Tiempo de lectura: 2 mins.

Si has notado que el día no te rinde como quisieras o que te has vuelto menos productivo, tal vez es momento de probar la técnica del “No tiempo”.

Seguir una rutina o tener un método que nos permita rendir y entregar todos nuestros deberes durante el día, puede ser muy beneficioso para nuestra productividad, sobre todo cuando asignamos horarios y tareas muy bien definidas.

Sin embargo, saturar nuestra agenda de actividades y no dejar tiempo para el ocio, puede ser fatal para nuestra vida, creatividad y éxito.

Tratar de cumplir con varias metas en un día o exigirnos de más, en lugar de convertirnos en personas ultra productivas y exitosas, podría generar personas cansadas y poco eficientes.

Para que esto no ocurra, es necesario fijar momentos para no hacer nada o, mejor dicho, para aplicar la técnica del “No tiempo”. ¿Te animas a seguirla?

También te puede interesar: 9 tips para que tu lenguaje corporal no arruine una entrevista de trabajo

¿En qué consiste la técnica del “No tiempo”?

La técnica del “No tiempo” consiste en breves momentos en el día donde no se haga absolutamente nada, esto para lograr despejar la mente de preocupaciones o responsabilidades, y a la vez fomentar la creatividad.

De acuerdo con Steven Kotler, autor del libro El arte de lo imposible, el “No tiempo” consiste en pasar un rato solos, alejados de cualquier estímulo visual o auditivo, para poder descansar nuestra mente.

Esta técnica la puedes realizar en casa, mientras te recuestas en el sillón; sentado en el jardín o en cualquier lugar que el que decidas no hacer nada.

El descanso que causaría el “No tiempo” ayudaría a liberar nuestra creatividad y mantener un estado de ánimo optimista y alegre.

Incluso nos permitiría resolver mejor los problemas, ya que, con la mente descansada, podríamos ver los problemas desde diversos ángulos.

Uno de los grandes seguidores del “No tiempo” era Steve Jobs, quien amaba pasar tiempo en solitario para despejar su mente e idear en sus próximas innovaciones.

Incluso Albert Einstein disfrutaba de esta técnica que le permitía idear en los lugares menos esperados.

Como lo ves, pasar tiempo a solas y no realizar nada, no es algo de holgazanes, es un acto de reflexión que te ayudará a ser mejor.