Llega un nuevo sustituto de azúcar hecho de fruta

Llega un nuevo sustituto de azúcar hecho de fruta

Tiempo de lectura: 2 mins.

· La empresa Fooditive, su creadora, ha demostrado estar comprometida con el trato justo a empleados y productores, además de ser verdaderamente sostenible.

Endulzar tus bebidas en estos tiempos se ha convertido en un verdadero problema. En principio, están las preocupaciones sobre nuestra ingesta diaria de azúcares y si el sustituto de azúcar que elegimos es seguro para nuestra salud. Después sobrevienen las preocupaciones ambientales y sociales: ¿este producto estará causando deforestación, explotación laboral o infantil?

Bueno, pues existe una luz al final de este túnel. La joven empresa holandesa Fooditive ha tomado peras y manzanas orgánicas que no se han vendido en mercados locales por distintas razones (son de poco tamaño, feas o están golpeadas) y ha extraído la fructosa natural a través de un proceso de fermentación. El resultado: un sustituto de azúcar eco-friendly bautizado simplemente como Fooditive Sweetener. Además, el endulzante no tiene calorías y es justo para los agricultores que cultivan sus materias primas. 


Para su producción, Fooditive trabaja con Rotterdam Circulair, una empresa verde dedicada a reutilizar y reciclar desechos, la cual tiene como misión impulsar la economía circular en Rotterdam, Holanda, para el año 2030. 

No te pierdas: El exceso de azúcar puede causar ansiedad


Este no es el primer producto de la compañía creado con toda la intención de ser sostenible. Fooditive también produce agentes conservantes hechos de desechos de zanahoria; agentes espesantes creados a partir de la cáscara del plátano y emulsificantes fabricados con extractos de papas. 

“La sostenibilidad está en nuestro ADN, no sólo lo consideramos una herramienta de marketing. Nuestra misión es desarrollar aditivos alimentarios que contribuyan a un cuerpo sano y un ambiente saludable.”, declaró Moayad Abushokhedim, fundador de la compañía

La próxima misión de Fooditive será llevar su producto a distintos países , aún cuando las regulaciones alimentarias le han dificultado entrar, por ejemplo, al mercado norteamericano. En algunas bebidas del mercado holandés, el endulzante ya se ha incorporado a su producción habitual.