Escuchar la voz de mamá por teléfono genera el mismo efecto que un abrazo

Escuchar la voz de mamá por teléfono genera el mismo efecto que un abrazo

Aunque seamos adultos, e incluso tengamos a nuestros propios hijos, siempre necesitaremos del cariño y consuelo que solo nos puede brindar nuestra madre.

Mamá es y siempre será una pieza fundamental para nuestras vidas, ya que más allá de traernos al mundo, su presencia logra calmarnos y hacernos sentir en un lugar seguro. Sin importar la edad que tengamos.

Incluso su voz por teléfono, en estos tiempos tan inciertos, logra traernos paz y seguridad frente a un entorno de estrés. O al menos eso arrojó el hallazgo de un estudio científico.

De acuerdo con la Universidad de Chicago, escuchar la voz de mamá por teléfono, cuando estamos pasando por un momento de estrés o, incluso, de miedo, podría tener los mismos efectos tranquilizantes de un abrazo.

Esto porque al escuchar la voz de mamá, la hormona de la felicidad aumenta. Al igual que la sensación de paz y de sentirnos a salvo.

También te puede interesar: Heroínas de pandemia: tips para mamás multitask

La importancia de la voz de mamá

Para llegar a esta conclusión, científicos de Chicago realizaron un estudio con adolescentes y analizaron su reacción ante el abrazo o la voz de mamá.

En el estudio, niñas de entre 12 y 17 años con señales de estrés elevado, fueron divididas en tres grupos.

El primer grupo de chicas con estrés recibió una llamada de mamá con el fin de lograr tranquilizarlas.

El segundo recibió un abrazo de su madre físicamente. Y el tercero solo vio una película considerada como emocionalmente estable, sin ningún tipo de contacto con mamá.

Después de unos minutos, comenzaron a revisar a las niñas de cada grupo para evaluar si sus niveles de estrés habían disminuido.

Los científicos encontraron que, en el primer y el segundo grupo, las adolescentes tuvieron un incremento significativo e igual de oxitocina, o mejor conocida como “la hormona del amor o la felicidad”.

En el tercer grupo, no presentaron ningún incremento en esta hormona.

Entonces, la investigación llegó a la conclusión de que escuchar la voz de mamá por teléfono puede resultarnos tan tranquilizante como recibir un abrazo de ella.

Este estudio es perfecto para los tiempos de distanciamiento social que estamos viviendo, ya que podemos abrazar y sentir el cariño de mamá con tan solo una llamada.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico. Da clic aquí.