Conoce la labor de Yao Ming en la conservación de animales

Conoce la labor de Yao Ming en la conservación de animales

Tiempo de lectura: 2 mins.

· Además de cambiar la percepción sobre el consumo de sopa de aleta de tiburón, Yao Ming también jugó un papel importante en la prohibición del marfil en China.

Yao Ming, estrella retirada de la NBA y embajador de WildAid, tiene una misión muy clara después de haber conquistado el mundo del baloncesto: salvar a los animales de la caza furtiva. El también dueño del equipo Shanghai Sharks y director ejecutivo de la Fundación Yao Ming, firmó en 2006 la promesa de renunciar a la sopa de aleta de tiburón, además de protagonizar y trabajar incansablemente en las campañas de conservación no sólo de los tiburones, también de elefantes y rinocerontes junto a WildAid. 

Gracias al trabajo de Yao Ming junto a la organización, el consumo de sopa de aleta de tiburón se redujo hasta en un 80 por ciento en la última década, coincidiendo con el periodo de intenso activismo del atleta olímpico. De acuerdo con cifras de la propia ONG, hasta 2006 el 75 por ciento de los ciudadanos chinos no sabía qué constituía exactamente a la sopa de aleta. Muchos consideraban que el platillo se elaboraba a partir de trozos de pescado, sin saber que para su preparación se mataban en promedio 100 millones de tiburones al año. Para 2013, el activismo y el trabajo de divulgación de Yao Ming hizo que la percepción pública de esta sopa cambiara drásticamente. 

No te pierdas: Sudáfrica anuncia disminución en caza furtiva de rinocerontes


De acuerdo con el sitio Intelligent Living, en 2013 una encuesta independiente de iResearch demostró que el 82 por ciento de los encuestados dejaron de consumir sopa de aleta de tiburón como resultado directo de las campañas de sensibilización protagonizadas por Yao Ming. Y es que en China la influencia de este deportista es tan importante, que la revista Forbes lo nombró la celebridad más poderosa del país durante seis años consecutivos. 

La gran labor de Ming no se detuvo en esta causa y poco tiempo después regresó con el documental The End of the Wild, producido también junto a WildAid. En esta cinta se describen los trágicos sucesos de la caza furtiva y como ésta diezma a grandes poblaciones de elefantes y rinocerontes en África. En dicha ocasión, la influencia de Ming jugó un papel decisivo en la prohibición de marfil en China a finales del 2017.