Con solo 14 años, esta joven texana podría haber encontrado la cura contra el COVID-19

Con solo 14 años, esta joven texana podría haber encontrado la cura contra el COVID-19

Tiempo de lectura: 2 mins.

Su proyecto demuestra cómo una molécula se adhiere de forma selectiva a la proteína de pico del virus SARS-CoV-2.

Después de siete meses, la carrera por una vacuna o una cura contra COVID-19 parece interminable. Pero, algo insólito sucedió durante el clásico concurso de ciencia 3M Young Scientist Challenge.

Una joven de 14 años presentó un proyecto de investigación que demuestra cómo una molécula se adhiere de forma selectiva a la proteína de pico del virus SARS-CoV-2. Lo que se traduce en una posible cura contra COVID-19.

Ante este logro, la texana Anika Chebrolu se convirtió en Mejor Científica Joven de Estados Unidos y fue galardonada con la nada desdeñable cantidad de 25,000 dólares como premio a su investigación.

La ciencia es la base de la vida y de todo el universo. Nos queda un camino muy largo por recorrer para entenderla plenamente”, explicó la joven a través de un comunicado emitido por el concurso.

Anika Chebrolu afirmó también que inició dicha investigación hace más de un año cuando debido a una gripe cayó muy enferma.

Si bien el proyecto no estaba enfocado a COVID-19 desde sus inicios, al ser elegida el verano pasado como una de las 10 finalistas se le asignó una mentora, la doctora Mahfuza Ali, quien le ayudó en su investigación durante la última etapa del concurso.

“Debido a la inmensa gravedad de la pandemia de Covid-19 y el impacto drástico que había tenido en el mundo en tan poco tiempo, yo, con la ayuda de mi mentora, cambié de dirección para atacar el virus SARS-CoV-2“, explicó Anika a CNN.

En la búsqueda de una cura contra COVID-19

Para llevar a cabo su investigación, la joven de origen indio-estadounidense utilizó un software que le permitió analizar millones de moléculas. Al mismo tiempo, evaluó si éstas poseían o no posibles fármacos que le hicieran frente a COVID-19.

De manera específica, se centró sobre todo en fármacos que tuvieran la capacidad de adhesión contra una proteína de espículas.

Anika Chebrolu espera ahora continuar con su investigación y seguir trabajando con el equipo de científicos de 3M para encontrar así el fármaco adecuado que anule la COVID-19 o sea una cura.

Te puede interesar también: Científicos crean enjuague bucal para detectar coronavirus