Esta es la cuarta mujer en la historia en ganar un Nobel de Física

Esta es la cuarta mujer en la historia en ganar un Nobel de Física

Tiempo de lectura: 3 mins.

Andrea Ghez es la cuarta mujer en ganar el premio Nobel de Física. Ghez, junto a Roger Penrose y Reinhard Genzel, fueron galardonados por sus descubrimientos sobre agujeros negros.

La Real Academia de las Ciencias de Suecia anunció ayer a los acreedores del Premio Nobel de Física. Se trató del británico Roger Penrose, el alemán Reinhard Genzel y la estadounidense Andrea Ghez, quien es la cuarta mujer en la historia en ganar este galardón.

El reconocimiento se les dio debido a sus descubrimientos sobre los agujeros negros. Se trata de áreas del espacio donde la gravedad es tan fuerte que ni siquiera la luz puede escapar de ella y, por así decirlo, todo se “absorbe” por ellos.

Penrose se llevó la mitad del Premio Nobel gracias al hallazgo de que la formación de agujeros negros es una consecuencia directa de la teoría general de la relatividad de Albert Einstein. Mientras que la otra mitad del reconocimiento se dividó entre Genzel y Ghez por haber descubierto “un objeto supermasivo en el centro de nuestra galaxia”.

“La historia de los agujeros negros se remonta a finales del siglo XVIII. Luego, a través de la teoría de la relatividad de Einstein, tuvimos las herramientas para describir estos objetos de verdad”, expresó Ulf Danielsson, miembro del Comité Nobel.

View this post on Instagram

When a massive star collapses under its own gravity, it forms a black hole that is so heavy that it captures everything that passes its event horizon. Not even light can escape. At the event horizon, time replaces space and points only forward. The flow of time carries everything towards a singularity furthest inside the black hole, where density is infinite and time ends (see figure). Roger Penrose – awarded the 2020 Nobel Prize in Physics – invented ingenious mathematical methods to explore Albert Einstein’s general theory of relativity. He showed that the theory leads to the formation of black holes, those monsters in time and space that capture everything that enters them. Not even Albert Einstein, the father of general relativity, thought that black holes could actually exist. However, ten years after Einstein’s death, the British theorist Roger Penrose demonstrated that black holes can form and described their properties. At their heart, black holes hide a singularity, a boundary at which all the known laws of nature break down. To prove that black hole formation is a stable process, Penrose needed to expand the methods used to study the theory of relativity – tackling the theory’s problems with new mathematical concepts. Penrose’s ground-breaking article was published in January 1965 and is still regarded as the most important contribution to the general theory of relativity since Einstein. The 2020 Nobel Prize in Physics has been awarded with one half to Roger Penrose “for the discovery that black hole formation is a robust prediction of the general theory of relativity” and the other half jointly to Reinhard Genzel and Andrea Ghez “for the discovery of a supermassive compact object at the centre of our galaxy.” See link in bio for more information. Image: ©Johan Jarnestad/The Royal Swedish Academy of Sciences #NobelPrize #NobelLaureate #science #physics #news #blackhole

A post shared by Nobel Prize (@nobelprize_org) on

Antes de Penrose, Genzel y Ghez, se creía que los agujeros negros eran pura teoría

Ni siquiera Albert Einstein creía realmente que los agujeros negros podrían existir. Esto debido a su complejidad. Sin embargo, Roger Penrose fue quien demostró su existencia e incluso logró descubrir sus propiedades.

“(Penrose) Pudo demostrar que se trata de un proceso que naturalmente se puede esperar que suceda: que una estrella colapse y se convierte en un agujero negro”, añadió Danielsson.

Mientras tanto, Genzel y Ghez lograron obtener evidencia genuina de un agujero negro, colocado justo en el centro de la Vía Láctea, nuestra galaxia. Según la BBC, los científicos descubrieron que este enorme objeto, conocido como Sagitario A* (Sgr A*), hace que las estrellas que lo orbitan se muevan a velocidades asombrosas.

Las otras tres científicas que se han llevado el Nobel de Física, además de Andrea Ghez

Marie Curie

En reconocimiento a sus estudios sobre la radiación, la científicia polaca Marie Curie se llevó el Premio Nobel en dos ocasiones. La primera, 1903, lo compartió con Antoine Henri Becquerel. La segunda, 8 años después, fue el Premio Nobel de Química gracias y descubrir dos elementos químicos: el radio y el polonio.

Maria Goeppert Mayer

Fue una física teórica estadounidense de origen alemán. Ganó el Premio Nobel de Física en 1963 por proponer el modelo de capas nuclear. Se llevó un cuarto del premio, compartido con los científicos J. Hans D. Jensen y Eugene Paul Wigner.

Donna Strickland

Hace dos años, la física canadiense se llevó una cuarta parte del Premio Nobel de Física por su método para genera pulsos ópticos de alta intensidad y breve duración.

También lee: Hallan una “supertierra” en la galaxia”.