La fast fashion es la segunda industria más contaminante, una alternativa es la moda cíclica, una solución que actualmente impulsa Troquer y Farfetch.

Se estima que en esta época, compramos cinco veces más ropa que en los años 80. Cada temporada, las marcas introducen nuevas líneas, incrementando el desperdicio de prendas en tiraderos de basura, aunado al inmenso consumo de recursos para fabricarla. Como dato: solo en el año 2014, en Estados Unidos, se desecharon más de 10 millones de toneladas de ropa.

Ante esta problemática, nace la unión de Farfetch, líder en comercio digital de lujo, y Troquer, una plataforma mexicana de compra y venta de artículos de lujo “pre-amados”. Dos firmas que colaboran con el objetivo de generar un cambio positivo al medio ambiente, impulsando la moda cíclica.

En 2014, se desecharon más de 10 millones de toneladas de ropa en Estados Unidos.

Mediante Troquer, cualquier persona podrá vender sus artículos de lujo, extiendo de esta forma su ciclo de vida.  Después, Farfetch regala un 15 % de descuento en la siguiente compra en marcas sustentables, premiando tu venta responsable. Además, Farfetch ha mejorado sus procesos de logística con el fin de generar un menor impacto ambiental, prioriza la compra y venta de productos ecológicos y todos sus empaques son reciclados y reciclables.

Entre las marcas sustentables que puedes encontrar en Farfetch son:

Stella McCartney, diseñadora inglesa y pionera en la protección de la naturaleza. Sus prendas están realizadas con materiales obtenidos de fuentes vegetales sustentables. Tanto la seda como el cuero vegetal que usa, es producto de la biotecnología.

Colección Otoño de Stella McCartney

GmbH es una marca que le da una segunda vida a los materiales sobrantes, con ellos ofrece nuevos productos con conciencia.

Zilver, fundada por Pedro Lourenço, goza de una producción transparente, mientras que usa tejidos ecológicos para crear elementos básicos y utilitarios.

Prenda ecológica Zilver

Raeburn es una marca pionera dentro de la ecología, utiliza la reelaboración de tejidos y prendas sobrantes para crear nuevas piezas.

La marca Raeburn destaca por su compromiso con el medioambiente.

También te puede interesar: Fast fashion, un contaminante latente

Te recomendamos