La multinacional suiza Nestlé se suma a la guerra contra el plástico, sustituyendo los empaques de sus productos por envolturas de papel.
  • La popular barra de chocolate de la multinacional suiza Nestlé se suma a la guerra contra el plástico, sustituyendo sus empaques por envolturas de papel. 

La iniciativa ha dado comienzo en Japón, el mercado más importante para la marca de chocolates, donde se consumen un estimado de 4 millones de KitKat minis al día. Al sustituir las envolturas de plástico por papel, Nestlé estima que los desechos plásticos se reducirán hasta en 380 toneladas por año. Esta iniciativa se suma a las acciones de la compañía como parte de su compromiso de utilizar sólo empaques reciclados y reciclables para el año 2025. 

La primera fase de este programa incluirá los cinco sabores preferidos de KitKat en el país, incluyendo las versiones original, matcha y otona no amasa (reducido en azúcar). Además, los nuevos empaques de papel incluyen instrucciones para convertir el papel en figuras de origami, invitando a los consumidores a ponerse creativos con sus desechos y no sólo deshacerse de ellos. 

KitKat Matcha

Además, la compañía ha introducido envases reutilizables en sus nuevos sistemas de entrega y otros más se encuentran en fase de prueba para su marca de helados HägenDazs en Estados Unidos. En varios países del mundo, la empresa ha instalado nuevos dispensadores para sus productos Nescafé y Milo y, para 2020, planea introducir dispensadores con nuevas tecnologías que permitirán a los consumidores llenar sus propias botellas de agua reutilizables. 

Te recomendamos