Relojes 100% sustentables que querrás tener

Relojes 100% sustentables que querrás tener

Tiempo de lectura: 4 mins.

Estos relojes sustentables solo se venden por e-commerce y bajo demanda. Además hacen alianzas para cuidar los océanos y no usan materiales que dañan el ambiente.

Los desearás porque contribuyen a crear mundo mejor. El diseño de estos relojes es igual de importante que su compromiso con el medio ambiente y son 100% sustentables. Nada de metales preciosos, gemas o pieles exóticas. Usa aluminio, acero, plástico reciclado (y reciclable), corcho, algodón y lino. Para evitar el exceso de inventario solo vende por internet y bajo demanda.

Relojes 100% sustentables que querrás tener


Baume nació en 2018 como una respuesta a la demanda del siglo XXI. Es sostenible, asequible, unisex, customizable y con enfoque en el diseño. Un negocio ético que se sustenta en contribuir a un mundo mejor. Con su propuesta de relojes sustentables quiere estimular la conciencia de los consumidores a cambio de su lealtad. Hoy la marca forma parte de Baume & Mercier, que pertenece a Grupo Richemont.

Economía circular y virtuosa

«Baume es una propuesta combinada de diseño minimalista, innovación digital, maestría relojera e integración de los principios de la economía circular, tales como la revalorización y la reutilización», explica David Chaumet, CEO de Baume & Mercier.

No se trataba de crear una firma solo de precios asequibles y buen diseño, sino que estuviera comprometida con el cuidado del planeta. Precisamente, este es uno de los pilares del negocio. Los procesos de producción de estos relojes sustentables tratan de dejar la menor huella de carbono posible.


Por eso, los relojes se diseñan en Ginebra y se ensamblan en las instalaciones de Richemont, en Holanda. La intención es tener varios destinos de ensamblaje en distintos mercados para reducir el transporte y el impacto ambiental. En definitiva, ser parte de una economía cada vez más circular.

El compromiso con el planeta permea su concepto de producto. Es eco-friendly hasta el límite. Nada de metales preciosos, gemas o pieles exóticas. Usa aluminio, acero, plástico reciclado y reciclable, corcho, algodón, lino y Alcántara.

Defensora de los océanos

Y los empaques son mínimos y también respetuosos con el medio ambiente. Pero no solo dejan de emplear estos materiales, sino que crean alianzas con ONG’s que den credibilidad y consistencia al proyecto.

Los océanos son el principal objetivo a cuidar por parte de Baume

Waste Free Oceans es su aliado para el PET de sus relojes. Esta asociación recolecta plástico de los océanos del mundo que transforma ya en un producto reciclado y que Baume utiliza en sus guardatiempos. A cambio, Baume dona fondos para asegurar la labor de esta ONG.

Es el granito de arena de la firma para enfrentar el desastre ecológico provocado por los 8 millones de toneladas que cada año terminan en el mar y que provocarán que en el año 2050 haya más plástico que peces en el agua, según la revista Science.

Esta colección de relojes tiene la intención de conectarte a la naturaleza y valorar lo importante. Sin duda, en las nuevas formas de consumo, casi todo tiene que ver con la experiencia y con sentirse un ciudadano más responsable. En ese sentido, Baume es para clientes cuyos valores y prioridades son diferentes.

Ser parte de un cambio positivo

El propósito social, la inclusión y la responsabilidad son el motor de vida del perfil de cliente que se identifica con la firma. Más que una categoría específica de persona o un grupo de edad, como los millennials, estos relojes conectan con una mentalidad compartida por muchas personas de diferentes culturas, generaciones y países

Otro principio de Baume es no generar desperdicio ni exceso de inventario. Por eso sus relojes solo se fabrican sobre demanda. Y si te hartas de tu reloj hay un programa que permite intercambiarlo para reciclarlo o reutilizarlo a cambio de algún privilegio.

¡Qué gran idea de combinar estilo, compromiso y responsabilidad! ¿No crees?

También te puede interesar: Emma Watson, nueva presidenta de moda sustentable de Grupo Kering.