El coronavirus causó un ‘baby boom’ de elefantes en Kenia
Nacen elefantes en Kenia

El coronavirus causó un ‘baby boom’ de elefantes en Kenia

Tiempo de lectura: 2 mins.

La pandemia de Covid-19 también está dejando cosas positivas en el mundo, como la reproducción de algunas especies.

Aunque no podamos salir de casa ni reanudar nuestra vida al 100%, debemos reconocer que la pandemia de coronavirus dejó algo bueno en el planeta y esto es la reproducción de las especies.

Al ya no frecuentar lugares turísticos e incluso no pasar tanto tiempo en las calles, animales e insectos tienen la posibilidad de tomar los sitios y reproducirse, como es el caso de los elefantes en Kenia.

Desde marzo, cuando inició la pandemia en muchos países, han nacido al menos 140 elefantes en el parque nacional de Amboseli en Kenia, un increíble suceso que fue calificado como el “baby boom” de los elefantes.

De acuerdo con Winnie Kiiru, una de las líderes de la fundación Elephant Protection, dos grandes factores fueron los que favorecieron el nacimiento des estos animales: la ausencia de turistas y las lluvias.

Según Kiiru, las abundantes lluvias que se han visto en los últimos meses permitieron que la vegetación se desarrollara de forma abundante, garantizando una gran cantidad de alimento para los animales.

Otro factor importante fue el estado de salud de los elefantes en Kenia que les permitió concebir de forma segura.

“La capacidad de una hembra para concebir y llevar a cabo una gestación depende en gran medida de su condición física”, dijo Cynthia Moss, de Amboseli Trust for Elephant.

También te puede interesar: No te pierdas la emoción de estas dos ballenas beluga al recuperar su libertad

Los animales se apropian del mundo ante la pandemia

Los elefantes no han sido los únicos beneficiados con el coronavirus. Hace unas semanas, en Wokii te informamos que la casa furtiva de rinocerontes en Sudáfrica disminuyó un 53% debido al confinamiento por el coronavirus.

También, en el caribe mexicano, se han reportado tiburones nadando en las playas cerradas de Cancún, lo que ha asustado a varios turistas. Además, por la falta de turismo, en el mes de abril se reportó a una ballena nadando en la bahía de Acapulco.

Aunque el coronavirus nos restó libertad y oportunidades de viaje, fue un gran respiro para el resto de los seres vivos, incluidos los elefantes en Kenia.