Estos artilugios recolectarán basura espacial sin usar combustible

Estos artilugios recolectarán basura espacial sin usar combustible

Tiempo de lectura: 4 mins.

Estos recolectores de basura espacial no necesitan combustible. Funcionarán en 2025 e irán acoplados a los satélites futuros. Su tecnología los hace pioneros.

La basura espacial se está convirtiendo en un problema muy serio. No solo contamina el espacio, sino que además los objetos que flotan pueden colisionar con satélites o con órbitas terrestres. Para evitar esto, la empresa Sener Aeroespacial participa ya en el proyecto europeo E.T.PACK. La idea es producir y diseñar un kit económico que permita desorbitar satélites que ya no están operando y recolectar la basura espacial.

Retirar satélites en desuso

Para llevarlo a cabo ha sido necesario crear un laboratorio de aviónica basado en una nueva tecnología conocida como amarra espacial electrodinámica en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M). El equipo de desorbitado permitirá retirar los satélites al final de su vida útil. La amarra espacial produce una fuerza que provoca la reentrada del satélite y su eliminación en las capas altas de la atmósfera. A diferencia de las tecnologías convencionales, no necesita propulsante y funciona de manera pasiva.

Estará en órbita en el año 2025

Está previsto que el primer prototipo completo del equipo esté listo a finales del año 2022. Una segunda fase con fecha para 2024 se espera que el invento esté prácticamente preparado para su misión con una demostración en órbita. La prueba de fuego será en 2025, cuando se espera que sea totalmente operativo.

Según el comunicado de la Universidad Carlos III de Madrid el limpiador de basura espacial funcionará de la siguiente manera: «el kit, de tamaño reducido, se montará en los satélites de futura generación. Una vez activado desde tierra, el kit desplegará una amarra electrodinámica que interactuando de manera pasiva con la magnetosfera terrestre, producirá una fuerza de frenado que dará lugar a la reentrada del satélite en la atmósfera terrestre y su eliminación».

Y continúa con la explicación: «la amarra electrodinámica, una cinta de aluminio muy fina de unos dos centímetros de ancho y un par de kilómetros de longitud, usa el plasma que existe alrededor de la Tierra y el campo geomagnético para generar una corriente eléctrica que, gracias a un efecto electrodinámico, da lugar a una fuerza conocida como frenado de Lorentz. Dicha fuerza desorbita el satélite hasta forzar su reentrada, contribuyendo a un uso sostenible del espacio». 

34,000 objetos de basura espacial en el espacio

Este artilugio será clave para eliminar alrededor de los 34,000 objetos de más de 10 centímetros que orbitan diariamente alrededor de la tierra, según estimaciones de algunos organismos. Todo este desperdicio espacial es un gran riesgo para la sostenibilidad de órbitas terrestres, ya que pueden destruir satélites que sí están en funcionamiento y que puede provocar lo que se conoce como síndrome de Kessler, que es una reacción en cadena de colisiones.

Amarra espacial, una gran idea

Cada vez más satélites pueblan el espacio, por eso urge recoger los restos que pululan más allá de la atmósfera. Y este proyecto presume de su tecnología rompedora. Lo que la diferencia de otras iniciativas es que al no usar combustible tiene un coste operativo reducido.

Uno de los responsables del proyecto es el ingeniero Sergio García González, de Sener Aeroespacial. Él mismo aclara las ventajas de este proyecto: “Existen sistemas para desorbitar satélites, pero usando propulsión convencional, lo que aumenta su coste. La basura espacial es un problema creciente. Por eso, instituciones como la Comisión Europea y la Comunidad de Madrid fomentan la investigación para buscar alternativas de bajo costo que sean eficaces. Nuestro sistema de amarra espacial podría ser una de estas soluciones”.

También te puede interesar: Te impactará esta misión destinada a retirar basura espacial

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.