La ciudad verde que se construye en Hungría

La ciudad verde que se construye en Hungría

Tiempo de lectura: 2 mins.

· Construida desde cero, la ciudad se alimentará de energía limpia y dará empleos y vivienda para 5 mil habitantes.

Esta ciudad verde en construcción, conocida como el proyecto Hegyeshalom-Bezeny, tendrá un costo total de mil millones de euros y está situada en una llanura adyacente al río Danubio, al noroeste de Hungría. 

La iniciativa tiene como promotores a la empresa inmobiliaria alemana FAKT AG y la compañía energética, también alemana, E.ON AG. Tendrá el tamaño aproximado de unos 500 campos de fútbol y aprovechará principalmente la energía solar y el biogás. Si todo resulta bien, Hungría se convertirá en el primer país con una ciudad verde, es decir, totalmente libre de emisiones de carbono. 

Además, el proyecto incorpora una política de gestión sostenible del agua, la cual tiene como objetivo evitar reducir la capa freática de esta zona árida de la llanura de inundación del río Danubio. Asimismo, los servicios de calefacción y enfriamiento serán suministrados por plantas geotérmicas, instaladas también en el lugar. Cuando esté completa, la ciudad albergará más de 1 mil hogares, zonas comerciales con restaurantes, un hotel, una estación de tren, escuelas y unidades de capacitación en el ámbito de energía, agricultura y sostenibilidad. 

Ciudad verde en Wokii
Hegyeshalom-Bezeny contará con infraestructura múltiple para la agricultura

No te pierdas: Woven City, la ciudad futurista y sostenible de Toyota



Hegyeshalom-Bezeny es además un ambicioso proyecto agrícola y pesquero, de acuerdo con declaraciones del ministro húngaro de agricultura, Istvan Nagy. “Además de aumentar el suministro de tomates, pimientos y berenjenas del país, el sitio albergará la pesquería continental más grande de Europa, cultivando salmón, lubina y dorada.” subrayó Nikolai Ulrich, miembro de la junta de la empresa FAKT. 

Ciudad verde en Hungría en Wokii
Istvan Nagy y Nikolai Ulrich

El empresario también dijo que el proyecto servirá como modelo para otros sitios de conversión en todo el continente, sobre todo de las regiones que comienzan a migrar del carbón y los combustibles fósiles a las energías limpias y renovables