Razones por las que el aceite de ricino no debe faltar en tu rutina de belleza

Razones por las que el aceite de ricino no debe faltar en tu rutina de belleza

Tiempo de lectura: 3 mins.

Si desconocías para qué se usaba este aceite, aquí te explicamos. ¡Lo vas a amar!

Muchas veces en las boticas, e incluso en la casa de nuestras madres, encontramos un pequeño frasco con aceite de ricino que no sabemos para qué se usa, ni que propiedades tienen. Pero si tienes la curiosidad de saber qué es y cuáles son sus aplicaciones y beneficios, en Wokii te lo contamos.

El aceite de ricino se obtiene de la semilla de la planta de ricino, proveniente de África, pero que ahora se cultiva en cualquier país con clima cálido.

Este aceite es rico en ácidos ricinoleicos, componentes que nos aportan grandes beneficios en la salud, desde aliviar problemas digestivos, hasta resequedad en cabello y piel, razón por la que no debe faltar en nuestra rutina de belleza.

Disminuye la caída del cabello

Si has notado que al despertar dejas muchos pelitos en la cama o que al cepillarte se te rompe y cae mucho el cabello, es momento de ayudarlo a repararse. Coloca en tus manos unas gotas de aceite de ricino y frótalos sobre tu cuero cabelludo.

Como consejo, puedes hacerlo durante la noche para que el producto permanezca en tu cabeza por más tiempo.

También te puede interesar: Mascarillas naturales para el rostro que puedes preparar con frutas de otoño

Adiós a las puntas abiertas

Si tu cabello está maltratado y presenta puntas abiertas, sálvalo con este aceite. Frota una pequeña cantidad en la palma de tus manos y después pásalo por tu cabello, de medias a puntas.

Si notas que tus puntas necesitan máxima hidratación, coloca un poco más de aceite solo en las puntas.

Ayuda a crecer la barba

El aceite de ricino es perfecto para acelerar el crecimiento de la barba y que los vellos sean más fuertes y gruesos.

Para conseguirlo, durante la noche, debemos lavar y secar muy bien nuestro rostro. Después colocar un poco de aceite en nuestras manos y frotarlo en la zona donde deseamos que crezca vello.

Alarga las pestañas

Si deseamos tener unas pestañas fuertes, largas y gruesas, podemos conseguirlo con aceite de ricino.

Lo que debemos hacer es que, por las noches, y con la cara limpia, mojar un cepillo para pestañas en aceite de ricino. Después, hay que cepillar nuestras pestañas y dejar actuar durante toda la noche.

Reduce el acné

El aceite de ricino cuenta con grandes propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias que ayudan a reducir el acné.

Lo único que debes hacer es colocar un poco de este aceite en tu rostro limpio, masajear con la yema de los dedos y dejarlo actuar por toda la noche.

Utiliza el aceite de ricino y aprovecha todas sus propiedades.