¿Por qué bañarse con agua fría nos proporciona tantos efectos positivos?

¿Por qué bañarse con agua fría nos proporciona tantos efectos positivos?

Tiempo de lectura: 5 mins.

Darnos terapia con materiales fríos puede traernos múltiples beneficios, pero algo tan simple como bañarse con agua fría dará a nuestro cuerpo y mente, ventajas que ni te imaginas.

Para muchas personas bañarse con agua fría no suena como la mejor opción. Pero aunque pueda parecer un acto solo para valientes, hacerlo tiene muchos beneficios para la salud. El truco para realizarlo es comenzar con el agua caliente que normalmente ocupas e ir cambiando la temperatura poco a poco hasta disminuirla. 

Hoy te contaremos porqué este hábito puede ser muy ventajoso si lo incorporas a tu rutina y las aportaciones positivas que brindará a tu salud. La mayoría de estos beneficios se trata de una estimulación, que en un principio, pueden ser invasivos para muchos de nosotros. Después supone una serie de efectos positivos sobre nuestro cuerpo y mente. 

Activa cuerpo y mente

Uno de los beneficios al bañarse con agua fría será la sensación de que activa tu cuerpo y mente. Esto se debe a que los receptores térmicos y las neuronas que se encuentran en la piel, se estimulan enviando un mensaje al resto de nuestro sistema. 

La respuesta por parte de nuestro organismo es una activación generalizada. Lo anterior es una reacción natural del cuerpo por tratar de mantener el equilibrio interno de la temperatura. 

Mejora la circulación 

Las duchas con agua fría tienen repercusiones positivas a nivel cardiovascular. Esto sucede porque ante el frío nuestra tasa cardíaca aumenta haciendo que nuestros vasos sanguíneos se contraigan. Lo que logramos es que la sangre viaje a gran velocidad con una buena cantidad de oxígeno que llegará a los principales órganos y a todos los músculos. 

Te sugerimos alternar la temperatura al bañarte y hacerlo algunas veces con agua fría y otras con agua caliente. Es importante que las personas que padecen algún tipo de cardiopatía o trastorno cardiovascular y quieran realizar esta práctica, lo hagan con mucha precaución, ya que la aceleración del ritmo cardíaco podría no ser muy beneficioso en estos casos. 

Beneficios de bañarse con fría
Foto: Unsplash

Te puede interesar: 5 increíbles beneficios que el frío ofrece a la piel y cuerpo.

Alivia la comezón en la piel

El eczema, la psoriasis y las quemaduras por sol o las reacciones alérgicas, pueden relajarse al bañarte con agua fría. Cabe mencionar que aunque ayuda a aliviar la sensación de comezón, no quiere decir que lo cura por completo, así que no dejes de acudir con un especialista. 

Acelera el metabolismo

Cuando nuestro cuerpo recibe señales de frío comienza a demandar energía para lograr mantener la temperatura interna a niveles adecuados. Para ello requiere acelerar el metabolismo y consume los recursos almacenados en el organismo. Es decir, al exponernos al frío nuestro cuerpo comienza a quemar azúcares y grasas para nivelar la temperatura corporal. 

Cambia nuestro estado de ánimo

El choque térmico con el agua fría hace que se estimule la producción de noradrenalina en el cerebro, lo que genera una mayor activación y una leve mejoría del humor, aliviando el estrés y la ansiedad. Algunos estudios han revelado que también disminuye el nivel de cortisol. 

Mejora la salud del cuero cabelludo

Bañarte con agua caliente, especialmente por largos períodos de tiempo y todos los días, puede remover los aceites naturales del cuero cabelludo. La constante exposición al agua caliente hace que el cuero cabelludo se seque y se irrite, causando caspa, dermatitis seborreica y psoriasis. Todo esto puede causar inflamación lo que provocará una gran pérdida de pelo. 

Beneficios de bañarse con agua fría
Foto: Pixabay

Si comienzas a bañarte ocasionalmente con agua fría, estarás protegiendo contra la inflamación a tu cuero cabelludo. Además mantendrás el equilibrio natural de aceites y microorganismos para el equilibrio de la piel, que a su vez, ayudará a prevenir la caída del pelo. 

Reduce la hinchazón y alivia el dolor

Es muy común que cuando nos damos un golpe o tenemos un accidente, se genere algún tipo de inflamación y utilizamos algo frío para calmarlo. Esto se debe a que las células que rodean el área lesionada exigen una menor cantidad de oxígeno con el frío, lo que reduce la hinchazón del área afectada. 

Si puedes bañarte con agua fría conseguirás el mismo efecto, aliviando dolores musculares e, incluso, de cabeza. 

Duerme mejor

Con el transcurso del día vamos acumulando tensión que podría no dejarnos descansar. Otro de los beneficios de bañarte con agua fría es que ayuda a despejarnos y a relajar nuestro cuerpo, lo que facilita la conciliación del sueño. También, cuando no pasamos una buena noche de sueño o nos desvelamos, se nota en la inflamación de nuestro rostro, pero nada que una ducha con agua fría no pueda aliviar. Con esto nuestra piel lucirá mejor y mucho más fresca. 

Así que ya lo sabes, bañarse con agua fría tiene muchos beneficios para tu cuerpo y mente. La próxima vez que te duches, inténtalo y nos cuentas cómo te sientes.