Poderosas razones por las que no debes revisar tu mail fuera del horario laboral

Poderosas razones por las que no debes revisar tu mail fuera del horario laboral

Tiempo de lectura: 2 mins.

Que se te haga costumbre: nada de mails o llamadas después de apagar la computadora para ir a descansar.

Tener acceso a Internet en nuestros celulares nos ha generado muchos vicios, como estar en redes sociales gran parte del tiempo o revisar el mail de trabajo a todas horas para tratar de resolver problemas laborales, incluso en nuestros días de descanso.

Pero realizar estas actividades, en lugar de ponernos al día en el trabajo o hacernos más eficientes, podría causarnos graves problemas de salud.

De acuerdo con Dean Debnam, director de Workplace Options, revisar el correo del trabajo fuera de los horarios laborales puede causar algunos problemas de agotamiento y de salud.

Un estudio publicado en la revista Chronobiology International reveló que checar el mail después de apagar la computadora, o durante el trayecto a casa, estaría relacionado con problemas psicológicos, gastrointestinales e incluso cardiovasculares.

Y esto no solo ocurre con responder correos, sino que también puede pasar si atendemos llamadas de nuestros superiores durante fines de semana o vacaciones.

También te puede interesar: Lavarte los dientes puede protegerte de enfermedades como Alzheimer

Problemas de salud y laborales

Además del agotamiento y de los problemas psicológicos o gastrointestinales, contestar correos fuera de nuestros horarios podría afectar nuestro desarrollo profesional, ya que existe una mayor probabilidad de cometer errores.

“Es difícil estar en su mejor momento cuando responde a un problema laboral a altas horas de la noche o en un entorno no laboral. Si se registra durante una cena familiar o con sus hijos corriendo, se distraerá”.

Por otra parte, revisar asuntos de trabajo fuera del entorno laboral nos impide estar concentrados al 100% en peticiones del trabajo, lo que causaría un entorpecimiento para ejecutar labores.

Si quieres evitar problemas de salud y dificultades en tu trabajo, lo mejor es que le destines un horario fijo a tus labores. Y no contestes mails o llamadas fuera de este horario, aunque te sea muy tentativo.

Además, debes recordar que estar disponible 24/7 para la oficina se traduce en más horas laborales, las cuales te deberían ser remuneradas.