Cómo detener un ataque de pánico lo más rápido posible

Cómo detener un ataque de pánico lo más rápido posible

Tiempo de lectura: 3 mins.

Si de repente tu corazón se acelera, tu cuerpo tiembla y hasta tienes ganas de huir, puede que estés frente a un ataque de pánico.

En los últimos meses, los casos de estrés y ansiedad se han incrementado, incluso, la palabra “ansiedad” ha sido la más buscada en Google. ¿La razón? La pandemia de coronavirus y el miedo que tenemos por contraerla en lugares que considerábamos seguros como en un avión, al hacer el super o incluso al compartir un espacio con nuestra familia.

La pandemia ha causado que vivamos en una alerta continua lo que ha generado estrés y ataques de pánico que podemos identificar con la aceleración del ritmo cardiaco, falta de aire, temblor en el cuerpo y una terrible sensación de que vamos a morir.

Sin embargo, aunque los “síntomas” del miedo son reales, la razón de nuestro terror podría estar solo en nuestra cabeza; por eso en Wokii te damos algunos tips para terminar con los ataques de pánico.

También te puede interesar: Hábitos para mantener una actitud positiva… a pesar de todo

Respira

Los ataques de pánico se presentan con respiración muy agitada, que nos puede hacer sentir que nos falta el oxígeno; por lo que debemos controlarla. Lo primero que debes hacer es enfocarte en tu respiración, nariz y pulmones. Inhala lentamente por la nariz por cuatro segundos, reten el aire por 4 segundos y exhala lentamente en cuatro segundos.

Hazlo varias veces y sentirás como todo vuelve a la normalidad.

Distrae tu mente

Para que el ataque de pánico no te supere o desestabilice, es necesario que enfoques tu atención en lo que te rodea y no en lo que estás sintiendo.

Prueba contando de 3 en 3 hasta llegar al 100 o bien, nombrando todos los colores que puedes ver a tu alrededor.

Conéctate con el ahora

También puedes probar conectándote con el ahora y lo que está pasando. Recuerda que día es hoy y la hora, y si puedes, cuenta cinco cosas que puedas ver, cinco cosas que puedas probar, cinco cosas que puedas oler y cinco cosas que puedas escuchar.

Relájate

Si estás por entrar en un ataque de pánico, trata de alejarte de la situación que te está haciendo pasar estrés o ansiedad y recurre a la música y olores para relajarte.

Por ejemplo, busca una playlist de música instrumental que sirva para relajarte.

También puedes optar por comer un dulce o chocolate; así como oler una fragancia o un aceite esencial que te reconforte. Te recomendamos colocar unas gotas de aceite de lavanda en tus muñecas para que lo puedas oler cada que lo necesites.

Atención psicológica

Si los ataques de pánico se presentan frecuentemente o sientes que limitan tu vida, tal vez es momento de buscar ayuda. Contacta con tu médico o con un psicólogo para que te ayude a manejar el estrés y la ansiedad y así aminores los ataques.

Así que ya sabes, la clave para terminar con los ataques de pánico está en respirar y despejar la mente.