Zoom hace sus apuestas en la comunicación y vida pospandemia

Zoom hace sus apuestas en la comunicación y vida pospandemia

Si es que algún día sucede –cada vez sentimos algo lejano ese día– de que haya una pospandemia, Zoom, una de las compañías que más éxito ha tenido en este periodo, justamente, tiene algunas apuestas. ¿Ha cambiado nuestra manera de comunicarnos? Obvio sí.

Si alguien sabe de este tema, sin duda es Zoom que, hoy por hoy, ha multiplicado su valor como empresa. ¿Quién en esta pandemia, en todo el mundo, no ha usado al menos una vez esta forma de comunicarnos? Pues bueno, no solo durante ésta, sino que ya se está viendo cómo será a partir de que, si alguna vez pasa, todo vuelva a ser un poco “más normal”. 

Evidentemente, no podemos hacer como que “ya pasó, ya pasó, sigamos”. Claro que el mundo cambió, para bien o para mal, y con eso nuestra forma de establecer comunicacion, vivir, trabajar, unos y otros. Zoom lo sabe y nos da sus “profecías” (o sea que se van a convertir en realidad).

Zoom, cámara, ¡acción!

A raíz de la pandemia por el COVID-19 todo está cambiando. El futuro se adelantó y tuvimos que migrar, repentinamente, sin otra opción, a cambiar nuestra forma de comunicarnos unos con otros, por ejemplo. Zoom fue la salvación “repentina” de millones de personas, primero en el ramo laboral; poco a poco, en el personal también. Eso todos lo entendemos y es hora de comenzar a tener un poco de expectativas de lo que viene después. Aunque suene a sueño guajiro. Son varios aspectos donde, sin duda, cuando alcancemos una inmunidad mayoritaria (no pierdan la fe, alguna día pasará), la forma de hacer las cosas ya no volverán, nunca, a ser —ni hacerse— como era antes. Zoom tendrá mucho que ver con eso.

Expertos en futuro

Desde la óptica de Zoom, empresa que nos enlazó, sin más, con su sencilla aplicación y nos metió al ruedo a esto de hablarnos vía remota a través de nuestra gadgets favoritos con quienes quisiéramos, todos los sectores han cambiado y tendrán que ajustarse a todo eso que ya cambió.

Desde la educación a la atención médica, pasando por el comercio minorista, los servicios financieros y profesionales, todo, se tienen que replantear ese concepto de “transformación digital”. Ya no es un apuesta futura, sino algo que llegó y se queda. No aceptará el sector laboral, productivo, de servicios, excluir la opción de la tecnología para aquellos que hemos probado las mieles de que todo es posible (y todo es todo), desde la comodidad de nuestra casa o en home office. Zoom le sabe al tema y ha aprendido de todo esto y estas son algunas de esas cosas que llegaron para quedarse y que es el futuro de cómo vivimos mundialmente. No es que sean la Pitonisa, sino que, simplemente, la experiencia hace al maestro.

Educación

Nadie podría discutir esto. La educación a distancia tuvo que funcionar sí o sí Esta ni siquiera podríamos llamarle predicción. Los expertos de Zoom auguran que el modelo híbrido educativo, tendrá que seguir aplicándose, por ejemplo, en la pospandemia. O igual, el modelo remoto tiene mucho que ofrecer a ciertos tipos de alumnos. Y lo educativo también aplica para el concepto de capacitación de personal. Millones de millones podrán ahorrarse capacitando a la gente en su casa, con su computadora prendida en cualquier lugar.

 Atención Médica

¿Doctor sin ir a casa? Pues sí. ¿Funcionó? Claro que funciono. La telemedicina salvó miles de vidas de personal de salud y de todos los ciudadanos del mundo. Al no haber contacto físico se evitaron millones de contagios gracias a eso. Zoom además plantea que la «transformación digital» es tanta y se quedará en la pospandemia porque ya estaba llegando un poco desde antes. Prueba de eso: ya utilizabas un smartphone para controlar el ritmo cardíaco, la presión sanguínea y efectuar comprobaciones visuales, lo que reduce de forma espectacular la necesidad de consultas presenciales, aumentando así la cobertura de los profesionales de la sanidad. 

Servicios Financieros

Esto era algo que al menos en nuestro país estábamos en pañales. La necedad de la gente y de la empresas bancarias por no modernizar sus aplicaciones y servicios onlines de operaciones monetarias era irreal. Aquí fue donde, creemos, más ganamos. No le quedo de otra a todos los bancos que acelerar y mejorar sus tecnologías. Después de gozar la felicidad de no estar seis horas en un banco haciendo fila o discutiendo algo que se puede hacer vía una App, nadie en su sano juicio querría que volviera a ser como antes.

Ejemplo de esta maravillosa transformación digital que nunca más se irá: en el Reino Unido, en HSBC  se ha comenzado a firmar hipotecas por Zoom, aumentando así la productividad tanto del socio hipotecario como del cliente. Eso es algo que ejemplifica en nuestro entorno mortal cómo la banca cambió. Imagínense a gran escala como toda esta pandemia transformó en operaciones ultramillonarias, que ahí sí estaban más adelantaditos que uno peleando por una transferencia.

Zoom ya es parte de tu vida

Y seguirá. Sin más rollo, hay muchos más sectores donde la transformación digital se dio y ya transformó nuestro hábitos de consumo, de vida, de atendernos, de viajar, de convivir, etc. Lo que viene en la pospandemia es inevitable. Lo digital no será ya un lujo de unos cuantos, sino se ha convertido en necesidad y forma de hacer las cosas de todos y por eso, no podrá nunca a ser lo mismo que antes. La comunicación cambió, nuestra forma de vivir ya cambió, solo esperamos que no sea para siempre hablarnos por Zoom con nuestros seres amados. Ahí sí, queremos que todo sea como antes. Hay que seguir cuidándonos para lograrlo algún día.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.