Esta empresa quiere ‘comprar’ tu rostro para crear inteligencia artificial

Esta empresa quiere ‘comprar’ tu rostro para crear inteligencia artificial

La tecnología deepfake llegó para quedarse. Debido a la alta demanda, empresas como Hour One están buscado personas que vendan sus rostros. ¿Te atreverías?

Quizás ya conoces la tecnología deepfake, una forma más o menos nueva de crear videos tan realistas que parecen verídicos, aunque en realidad fueron creados por inteligencia artificial. De esta forma, por ejemplo, se usa el rostro de famosos para montarlos en videos o situaciones falsas.

Hay una empresa llama Hour One que ahora está convocando a la gente a cederle los derechos de sus rostros para poder utilizarlos libremente en la creación de estos videos con tecnología deepfake. Eso sí, tendrías que ponerle precio a tu cara y renunciar a tus derechos.

¿Qué es la tecnología deepfake?

La tecnología deepfake consiste en crear videos usando software especializado, aprendizaje de máquina y técnicas de cambio de rostro, los cuales suelen requerir la mezcla de distintas imágenes para desarrollar video de eventos que no sucedieron (de ahí la palabra fake, que significa falso).

La tecnología deepfake ha causado controversia debido a que algunos comenzaron a usar los rostros de famosos para crear videos falsos o incluso pornográficos con ellos, reemplazando el rostro de los actores originales.

De hecho, la tecnología detrás de esto no se encuentra tan lejos de nosotros. Si alguna vez has usado los filtros de Snapchat o de Instagram (o de cualquier otra app), estás haciendo algo parecido, pero la tecnología deepfake funciona de manera más realista.

De hecho, ya existen algunas apps que permiten usar tu rostro en algunos videos previamente creados como forma de diversión.

Lo que hace la empresa Hour One es crear personajes digitales inspirados en personas de la vida real, de quienes toman sus rostros, incluyendo todas las características que lo conforman para crear una base de datos de estos “personajes”.

Después, lo que ellos harían es generar videos para marketing o para propósitos educacionales. Esto elimina la necesidad de usar a un actor, dejándolo todo en mano de los programadores.

El futuro del deepfake

Por lo que sabemos, la empresa está recibiendo solicitudes desde su página web, y los usuarios tienen que ingresar una foto de Instagram e información personal. Después, una cámara 4K debe filmarlos en una pantalla verde hablando y haciendo diferentes tipos de expresiones faciales.

La promesa de la empresa es que, cada vez que se use tu cara en un video deepfake, se te pagará por ello. Sin embargo, si no existe una protección para el usuario, la tecnología podría terminar siendo usada de forma negativa.

Ya se ha puesto en cuestionamiento antes la ética y seguridad de este tipo de herramientas, pero es innegable que la tecnología deepfake llegó para quedarse. Lo que nos queda por hacer es regularla y asegurar que nadie salga perjudicado con ella.

¿Tú le pondrías precio a tu cara? Piénsalo bien antes de responder.

Suscríbete a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico. Da clic aquí.

También te recomendamos: En un futuro, los tatuajes podrían servir para detectar y monitorear enfermedades