El nuevo inodoro de la NASA ya está en el espacio

El nuevo inodoro de la NASA ya está en el espacio

Tiempo de lectura: 3 mins.

En meses anteriores, la agencia espacial ofreció 20 mil dólares al mejor diseñador de su inodoro espacial, y ahora ya está en órbita.

Los astronautas de la ISS (Estación Espacial Internacional) tendrán un nuevo inodoro espacial, tal vez el más sofisticado que haya utilizado la NASA hasta ahora. El kit de baño, con un costo de 23 millones de dólares, ha sido bautizado como UWMS (Universal Waste Management System) será probado a 400 kilómetros de la  Tierra para ser utilizado en misiones prolongadas.

El inodoro se utilizará en 2024, en el vuelo Artemis, que llevará a los astronautas a la Luna y completará una misión de 10 días. ¿Qué lo hace tan especial? es 65% más pequeño y casi 50% más ligero que el inodoro que la NASA utiliza actualmente. 

La NASA explica que los inodoros espaciales actuales utilizan succión para alejar los desechos y colocarlos en los sistemas de almacenamiento adecuados. Aunque el nuevo inodoro funciona bajo el mismo principio, tiene algunas características que mejoran la higiene y el mantenimiento. 

Una mejora es la succión automática del flujo de aire que comienza cuando se levanta la tapa del inodoro, esto reduce los olores. 

Para búsquedas relacionadas a inodoro espacial NASA
Foto: NASA

Te puede interesar: MOXIE, el experimento de la NASA para producir oxígeno en Marte

El nuevo inodoro se utilizará de manera regular por la tripulación de la Estación Espacial a modo de prueba durante los próximos tres años para evitar problemas en un futuro. De hecho, antes de su lanzamiento se probó el sistema en entornos capaces de simular el de la ISS, según la NASA. 

¿Cómo funcionan el UWMS y los inodoros espaciales? 

Si te preguntas cómo funciona un inodoro espacial ante la ausencia de la gravedad, los inodoros funcionan con flujo de aire para así extraer la orina y heces y colocarlas en los receptáculos adecuados. El nuevo inodoro espacial de la NASA requiere menos tiempo de limpieza y mantenimiento, lo cual permitirá a los astronautas dedicar más tiempo a la ciencia. 

Regularmente la tripulación de una nave utiliza un embudo y una manguera para depositar la orina. Sin embargo, el asiento del UWMS es ideal ante la microgravedad, pues proporciona contacto corporal para evitar fugas al momento de ir al baño. 

Reciclamos alrededor del 90% de los líquidos a base de agua en la ISS, incluida la orina y el sudor. Intentamos imitar elementos del ciclo natural del agua de la Tierra para recuperar agua del aire.

El inodoro espacial que se puede utilizar en gravedad lunar está diseñado para ser más cómodo para las mujeres, miembros de la tripulación. Está hecho de titanio, para mejorar el sistema de tratamiento previo, pues trata la orina antes de que sea procesada y reciclada para obtener agua.

Para búsquedas relacionadas a NASA inodoro espacial
Foto: NASA