¿Botones touchless? Ahora podrás tocar un timbre sin poner un dedo encima

¿Botones touchless? Ahora podrás tocar un timbre sin poner un dedo encima

Tiempo de lectura: 3 mins.

La tecnología Kinetic Touch surgió como una solución para evitar el contacto con superficies durante la pandemia por Covid-19.

Nunca te imaginaste que los necesitarías, hasta que la tecnología Kinetic Touch lo hizo posible. Los botones touchless, o botones que se accionan sin necesidad de oprimirlos, fueron desarrollados por la firma Stuck Design y pueden ser una gran alternativa en tiempos de coronavirus.

La tecnología Kinetic Touch se instala en un software en los botones de, por ejemplo, un elevador. Este software tiene sensor de movimientos, con la cual sólo basta que imites el movimiento de oprimir el botón (sin llegar a tocarlo) para que éste se active.

Aunque parece muy sencilla, esta tecnología tomó años y años de desarrollo.

Stuck Design es una compañía con base en Singapur que desarrolla soluciones de tecnología y diseño para todo tipo de productos, desde tecnología de sensores de movimiento para teléfonos celulares hasta diseño inteligente para botellas de shampoo (porque pocas cosas tan frustrantes como terminarse una botella de shampoo y no poder sacar ese último 10%).

La tecnología Kinetic Touch se puede utilizar no solo para simular el acto de oprimir. También para deslizar, empujar y jalar. Todo para evitar al máximo tocar las superficies y, con suerte, reducir la transmisión de virus y bacterias.

Mira cómo funcionan los botones touchless

La pandemia por Covid-19 nos ha hecho cuestionarnos qué tan confiable es tocar una superficie. Ahora sabemos que, por más pequeño e inofensivo que parezca un botón, puede estar lleno de virus letales.

Más que una paranoia, se trata de tomar conciencia sobre las medidas de higiene que necesitamos para interactuar con el mundo exterior, y en eso las soluciones de Stuck Design pueden ser de gran ayuda.

Hoy por hoy, ya existen soluciones touchless, como el sensor de movimiento de las puertas de los centros comerciales, o el encendido y apagado de luz con sólo un movimiento, o comandos de voz para ejecutar ciertas tareas por medio de asistentes de voz.

No era raro que, en medio de tantos avances, los botones touchless llegaran para facilitarnos la vida (y evitar más contagios por coronavirus).

Estamos seguros de que esta tecnología llegará para quedarse en un mundo postpandemia. Finalmente, ¿a quién no le gustaría sentirse Dr. Strange y activar el elevador con tan solo pensarlo? O, en este caso, activarlo con fingir que oprimes los botones.

También te recomendamos: La ropa que mata bacterias y virus (incluido el Covid-19)