Autos voladores: ¿qué tan cerca estamos de esta nueva era de la movilidad?

Autos voladores: ¿qué tan cerca estamos de esta nueva era de la movilidad?

El BlackFly es el primero de los próximos autos voladores que llegarán a revolucionar la forma de entender el transporte.

¿Te sorprende la idea de ver en el cielo autos voladores? Pues más te sorprenderá saber que ya hay varios prototipos. Hace unos meses, se presentó el BlackFly, el primer auto volador, el cual tomó 10 años de desarrollo.

La empresa Opener está haciendo una aeronave para una sola persona que podría empezar a venderse este año. En un inicio, el BlackFly será mucho más caro que el auto promedio (tal vez con un costo de 150 mil dólares o más).

Sin embargo, su fundador, el canadiense Marcus Leng, cree que esta tecnología mejorará, los precios bajarán al “costo de un vehículo utilitario deportivo” y al final el mundo aceptará la idea de un vuelo urbano eléctrico.

Además, la combinación de la vida útil de la batería y el kilometraje todavía no es tan poderoso como lo requieren los viajes diarios al trabajo de la mayoría de las personas.

En la actualidad, decenas de empresas están fabricando estas aeronaves y hace poco tres de ellas comenzaron a cotizar en bolsa en acuerdos que las valoran hasta en 6 mil millones de dólares.

Otras compañías están construyendo autos voladores más grandes que operarán como taxis aéreos en 2024. Y algunas otras están diseñando vehículos que pueden volar sin piloto.

Hay más autos voladores en camino de lo que podrías pensar

La compañía Kitty Hawk también es otra de las pioneras de los autos voladores. Kitty Hawk creará un servicio de transporte privado similar a Uber, en parte, gracias a un concepto básico de economía.

Llevará por nombre Heaviside y será todavía más caro que el BlackFly, pues su fabricación cuesta unos 300 mil dólares.

“Puedes volar en línea recta y no tienes el enorme peso ni el problema de los autos [en tierra] que andan y se detienen todo el tiempo”, comentó su desarrollador, Thrun, al New York Times.

El auge de los carros voladores parece ser una respuesta a los vehículos autoconducidos, que en los últimos años han levantado enormes rondas de capital.

Ahora, el reto de los autos voladores será tener las regulaciones necesarias en diferentes partes del mundo para poder sobrevolar los cielos.

Por ahora, el gobierno de Estados Unidos clasificó al BlackFly como un vehículo experimental “ultraligero”, así que no necesita la aprobación regulatoria antes de ser vendido.

¿Cómo y dónde comprar un auto volador?

Por ahora, nadie volará en un auto eléctrico este año, ni siquiera el próximo. Sin embargo, el BlackFly podría estar listo para comenzar a venderse en 2024.

Sabemos que el BlackFly solo estará a la venta en Estados Unidos, que es donde tiene la autorización de venta y de vuelo. Quienes lo adquieran, podrán aprender a volar por medio de simulaciones de realidad virtual.

Además, esta aeronave incluirá servicios de autopiloto como un botón para “regresar a casa” que aterrice el auto a voluntad del conductor.

El BlackFly tiene suficiente espacio para una persona de 1,98 metros y puede volar unos 40 kilómetros sin recargar la batería. Los pocos empleados de Opener que lo han volado describen una sensación emocionante, como «conducir un Tesla por el cielo».

Los próximos años serán cruciales para la industria, cuando haga la transición de aquello que ha hecho famoso a Silicon Valley a algo mucho más sólido: llevar toda esta tecnología a nuestros hogares.

También te recomendamos: ¡A un lado, Tesla! Ford sacará una camioneta eléctrica que seguro querrás tener

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.