3 poemas de Mario Benedetti que te harán creer en el amor

3 poemas de Mario Benedetti que te harán creer en el amor

Tiempo de lectura: 5 mins.

“Que el mundo y yo te queremos de veras, pero yo siempre un poquito más que el mundo”. —Mario Benedetti

Hoy, el poeta uruguayo Mario Benedetti hubiera cumplido cien años. Partió de este mundo el 17 de mayo de 2009, pero su poesía ha quedado impregnada en los corazones de sus lectores, quienes a su vez han heredado la pasión por sus textos a sus hijos y nietos. Porque si algo nos enseñó Benedetti es que el amor existe y que a veces, tenemos la suerte de encontrar las palabras exactas para expresarlo.

Nacido el 14 de septiembre de 1920, Mario Benedetti fue un escritor, poeta, dramaturgo y periodista perteneciente de la famosa generación de 45, una corriente literaria a la que también pertenecieron otros talentos como Juan Carlos Onetti. Benedetti escribió más de ochenta libros, muchos traducidos a más de veinte idiomas.

Algunas novelas por las cuales es conocido son las La tregua —cuya versión en cine fue nominada a los Premios Óscar en 1974—, Primavera con una esquina rota, El lado oscuro del corazón —también adaptada a la pantalla grande—, y Gracias por el fuego. Además, sus poemarios Poemas de otros, La casa y el ladrillo y Canciones del que no canta forman parte de los libros de poesía más populares del mundo.

Mario Benedetti: del exilio a la reconciliación con la patria que lo vio partir

La literatura llegó a su vida hasta los 24 años de edad, cuando regresó a Uruguay de Buenos Aires Argentina, a dirigir la revista Marginalia y publicó los ensayos Peripecia y novelas.

Antes de eso, el camino no fue fácil para Benedetti. Debió trabajar en una empresa de refacciones para coches, y debió llevar a cabo infinidad de trabajos para sobrevivir. Algunos fueron de mensajero, taquígrafo e incluso como vendedor de bienes raíces. Pero sin duda, la pasión por la escritura fue algo que lo acompañó desde siempre y que nunca lo abandonó. Ni siquiera cuando luego del Golpe de Estado en Uruguay de 1973, tuvo que huir de su país debido a sus posturas políticas.

La vida lo llevó a Argentina, Perú, Cuba y España durante una década, donde incluso tuvo que vivir lejos de su esposa, Luz López Alegre. Con ella se casó el 23 de marzo de 1946, y siguió a su lado hasta 2006, cuando ella falleció y él solo pudo lidiar con la pérdida escribiendo. Sin duda, un ejemplo del verdadero amor.

Sus últimos 10 años de vida los pasó, con Alzheimer, entre España y Uruguay. Hasta que falleció en su casa de Montevideo, a los 88 años de edad. En su testamento, dejó estipulada la Fundación Mario Benedetti, para apoyar no solo la literatura, sino los derechos humanos. Estos últimos, algo por lo que siempre luchó.

Y ahora sí, te dejamos tres poemas de Mario Benedetti que te provocarán ganas de enamorarte

Corazón coraza

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

Te quiero

Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro

tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos

y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero

y porque amor no es aureola
ni cándida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no está sola

te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

Si la esmeralda se opacara,
si el oro perdiera su color,
entonces, se acabaría
nuestro amor.

Por siempre

Si el sol no calentara,
si la luna no existiera,
entonces, no tendría
sentido vivir en esta tierra
como tampoco tendría sentido
vivir sin mi vida,
la mujer de mis sueños,
la que me da la alegría…

Si el mundo no girara
o el tiempo no existiese,
entonces, jamás moriría
Jamás morirías
tampoco nuestro amor…
pero el tiempo no es necesario
nuestro amor es eterno
no necesitamos del sol
de la luna o los astros
para seguir amándonos…

Si la vida fuera otra
y la muerte llegase
entonces, te amaría
hoy, mañana…
por siempre…
todavía.

¿Te gustaron estos poemas de amor de Mario Benedetti? Otro autor que hubiera cumplido 100 años este 2020 hubiera sido Charles Bukowski. Te recomendamos cinco libros de él para conmemorarlo.