‘Tercer Ojo’: un invento para los adictos al celular que previene accidentes

‘Tercer Ojo’: un invento para los adictos al celular que previene accidentes

Un dispositivo creado por un ingeniero coreano evitaría los accidentes en la gente que no se puede despegar de su celular, ¿pero realmente funcionará?

Si eres un smombie o, lo que es lo mismo, un zombie de los smartphones incapaz de quitar los ojos del celular, incluso cuando caminas, este invento te va como anillo al dedo, o más bien, como ojo a la frente.

Se trata de el denominado “Tercer ojo” que el coreano Paeng Min-wook, de 28 años, desarrolló para evitar que los adictos al celular se lesionen mientras caminan.

El diseñador industrial nacido en Corea del Sur creó el dispositivo «Tercer ojo» como parte de una obra de arte a la que llamó Phono Sapiens.

El dispositivo que, en realidad es un globo ocular robótico, se coloca en el cráneo de cada persona y registra el mundo mientras los ojos están ocupados revisando el celular.

A pesar de que es un descubrimiento funcional, en realidad busca ser una crítica a la dependencia cada vez mayor hacia los teléfonos inteligentes.

Tercer ojo: una advertencia a los jóvenes adictos al celular

Sí, pareciera un invento útil a la vida moderna, pero expertos aseguran que el «Tercer ojo» planteado por Paeng no resuelve el problema. Y, por el contrario, lo alimenta ya que en lugar de ayudar, anula por completo la observación del espacio físico real e incrementa el riesgo de sufrir un accidente o percance.

La parte negra, que simula ser una pupila, es en realidad un sensor ultrasónico que detecta los obstáculos y emite el sonido que avisa al usuario.

“Esta es la mirada de la humanidad futura, con tres ojos”, ha declarado Peng, quien por cierto, aún no tiene planes de comercializar su invento. Ya que fue pensado como una advertencia, no como una solución real para los adictos a los teléfonos inteligentes, en especial a los jóvenes, que no prestan atención al lugar al que se dirigen.

La adicción al celular va en aumento y poco a poco se ha convertido en un problema de seguridad pública.

Este joven coreano tiene un posgrado en ingeniería de diseño de innovación en el Royal College of Art y el imperial College, de Londres.

“Como no podemos apartar la vista de los teléfonos inteligentes, será necesario un ojo adicional en el futuro”, añade Peng, quien presentó el Tercer ojo hace unos días en Seúl.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: Un poderoso hongo es capaz de limpiar y degradar ¡las colillas de cigarro!