5 razones por las que amamos Special, la serie de Netflix sobre diversidad

5 razones por las que amamos Special, la serie de Netflix sobre diversidad

¿Ya viste la segunda temporada de Special, en Netflix? Pues aquí te dejamos algunos motivos por las cuales no debes perdértela.

Cuando uno se encuentra en la tele contenidos como Special, hasta nos regresa un poco la fe en la humanidad. Para quienes no la hayan visto, se trata de una serie de Netflix que recientemente estrenó su segunda temporada. ¡Y es genial!

Sin spoilers: Special es una serie escrita, producida y protagonizada por Ryan O’Connell, un hombre joven con parálisis cerebral y que, además, es gay.

Son estas dos características las que nos van llevando por su vida, que no ha sido fácil; pero tampoco es el clásico melodrama al que nos tiene acostumbrado Hollywood cuando nos cuentan este tipo de historias de vida.

Netflix, en cambio, apuesta por una mirada más divertida e incluyente. Por eso, Special se convirtió desde la primera temporada en una de las favoritas de los suscriptores de la plataforma.

Foto: Netflix

Por si no las has visto, o si eres igual de fan que nosotros, recopilamos 5 razones por las que nos gusta tanto Special, un programa que es raro de encontrar por abordar tan abiertamente temas todavía tabú en la sociedad.

Tienes que ver Special, la serie de Netflix que la está rompiendo

Hasta donde sabemos, esta segunda temporada de Special será la última, según ha confirmado la propia Netflix. Así que ya tienes todo en línea para disfrutar de esta gran historia.

Pero antes, debes saber estas 5 cosas que amamos de Special. O si ya las visto, quizás estés de acuerdo con la siguiente información.

1. Special es una serie sobre la interseccionalidad

El término interseccionalidad se refiere a los diferentes aspectos por los cuales una persona puede sufrir discriminación. Por ejemplo, Ryan, en la serie y en la vida real, es un hombre con discapacidad y además es gay. Estas dos esferas le hacen ser propenso a una doble discriminación.

¿Por qué es relevante mostrar esto? Porque la mayoría de las series que abordan temáticas como la homosexualidad casi siempre lo hacen con hombres blancos y bajo el estereotipo de adictos al gimnasio.

Pocas veces nos preguntamos sobre qué significa ser doblemente propenso, o incluso triplemente o más, a la discriminación. Y bueno, para eso tenemos Special en Netflix.

2. Reconoce que las personas con discapacidad también tienen sexualidad

Otro mito que hay en torno a las personas con discapacidad es que no gozan de una sexualidad plena. Vaya, a veces ni siquiera nos imaginamos que puedan tener deseo sexual. Pasa lo mismo con, por ejemplo, las personas mayores.

Con Special, Netflix nos demuestra que las personas con parálisis cerebral o con cualquier otra discapacidad también tienen derecho a vivir su sexualidad como cualquier otra persona. Y en el caso del protagonista de esta serie, vaya que la aprovecha al máximo.

3. Vivir con discapacidad no es el fin del mundo

Otra cosa que en wokii nos encanta de Special es que, contrario a lo que muchos otros show y películas sobre personas con discapacidad, aquí hay poco espacio para el sufrimiento y el drama.

Por supuesto que vemos al protagonista pasar malos momentos (por ejemplo, hombres que sólo lo desean como un fetiche), pero no es el típico drama en el que uno termina sintiendo lástima por el protagonista. Al contrario, ya quisieran muchos una vida como la de Ryan.

4. La madurez emocional no depende de la edad, nos dice Netflix

En la serie, Ryan es un joven en sus veintes. Para ser un chico que pierde la virginidad en los primeros episodios, la verdad es que sabe más del amor y de inteligencia emocional que muchos coaches.

Quizás la lección en este aspecto es que todos tenemos una historia personal valiosa, que nos ha hecho aprender a nuestro ritmo y que nos llevan a ser sabios a nuestra propia forma.

5. Special nos recuerda que la maternidad nunca es sencilla

Uff, qué punto tan más fuerte. Sin el ánimo de hacer spoilers, debemos mencionar la difícil relación que Ryan tiene con su madre (¿alguien le puede dar un Globo de Oro a Jessica Hecht por este papel?).

En la segunda temporada, escuchamos a Ryan decirle a su madre: “Ojalá no hubiera nacido para no arruinarte la vida”, un sentimiento que, en realidad, está presente en varios momentos de Special.

Ver este programa nos hace reflexionar nuestro rol como hijos y, en el caso de quienes son mamás, cómo nos vinculamos con la familia y qué estamos dispuestos a hacer por ella.

Special | Sitio oficial de Netflix
Foto: Netflix

Deseamos que Netflix se apiade de nosotros y decida lanzar una tercera temporada de Special, porque es uno de esos programas que hacen falta, y mucha.

También te recomendamos: 5 lecciones de Mi maestro el pulpo, el documental de Netflix ganador del Oscar

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico. Da clic aquí.