Rainforest Connection: al rescate tecnológico de bosques y selvas

Rainforest Connection: al rescate tecnológico de bosques y selvas

Una interesante asociación dedicada a crear dispositivos que monitorean los bosques y selvas en tiempo real está dispuesta a frenar el cambio climático a como dé lugar.

Salvar las selvas tropicales y los bosques sería una de las maneras de detener el cambio climático. ¿La mejor forma de hacerlo? Analizando datos en tiempo real a través de la Inteligencia Artificial.

Los guardianes tecnológicos (así autonombrados) han comenzado la lucha contra la deforestación en el planeta. El proyecto ideado por Rainforest Connection (RFCx) es una organización sin fines de lucro, que recicla teléfonos móviles viejos para convertirlos en eco-grabadoras que funcionan con paneles solares e Inteligencia Artificial. En ellas se recopilan sonidos de las selvas y bosques tropicales para identificar anomalías humanas y evitar la tala ilegal y la caza furtiva.

En un inicio, los dispositivos móviles estaban limitados a distinguir ciertos sonidos que indican la presencia de objetos que usan los humanos, como una motosierra. Pero al introducir la Inteligencia Artificial se ha detectado que el flujo de audio es mucho más provechoso.

El tecnólogo en conservación Topher White es el responsable de Rainforest Connection (RFCx) desde su creación en 2014. Esta asociación nació con la intención de crear un monitor de bajo costo que pudiera ayudar a las comunidades de la selva, en sus esfuerzos por frenar las actividades ilegales.

Rescata las selvas desde tu celular

Es así como a Rainforest Connection se le ocurrió la maravillosa idea de transformar los teléfonos inteligentes reciclados en dispositivos de escucha autónomos que funcionan con energía solar. Además, pueden identificar signos de actividad destructiva a gran distancia.

Y con una aplicación gratuita, cualquiera puede escuchar los sonidos de la selva en cualquier momento y desde cualquier lugar.

La biblioteca digital y la plataforma bioacústica permiten navegar por la “selva tropical mundial”. Y ofrecer a los científicos acceso instantáneo a grandes cantidades de datos acústicos sin procesar, recopilados en las selvas tropicales de todo el mundo.

Los dispositivos ocultos se instalan en lo alto de las copas de los árboles para captar continuamente todos los sonidos ambientales. Y detectar sonidos de actividades destructivas.

Al identificar una motosierra, por ejemplo, el dispositivo transmite una alerta al servidor en la nube que envía un mensaje SMS a los “guardianes tecnológicos”.

Los sensores permiten la intervención y la respuesta en tiempo real al alertar a las autoridades. También crean un registro forense de pruebas de extracción y patrones de actividad ilegal que se pueden utilizar de muchas maneras, incluso en un tribunal de justicia.

Estos guardianes de Rainforest Connection ya se encuentran operando en bosques de 38 países alrededor del planeta. ¡Increíble!

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También lee: Estos son los países que lideran el uso de la Inteligencia Artificial