“Miopía Pura”, un proyecto de fotos de desnudo que no sexualiza el cuerpo

“Miopía Pura”, un proyecto de fotos de desnudo que no sexualiza el cuerpo

Tiempo de lectura: 3 mins.

El artista mexicano Jaime Ávila autopublicó su fotolibro “Miopía Pura”, un proyecto de fotos de desnudo que no sexualizan el cuerpo.

Nadie lleva ni una prenda puesta y el efecto no es sexualización. El libro Miopía Pura, que reúne el proyecto de fotos de desnudo del mexicano Jaime Ávila nos hace pensar, más bien, en libertad y en belleza. Incluso en agradecimiento. A través de su lente, a la que decidió darle la debilidad visual de la miopía, “los cuerpos son curvas y sombras que deben ser vistos como una generalidad, con inocencia”.

Ávila explica que, aunque los cuerpos de sus modelos aparezcan puros en su desnudez, es la miopía la que hace las veces de vestido, “pero sin crear una belleza artificial”. Lo que vemos en estas imágenes es lo que alcanzamos a ver y también lo que tratamos de ver. Y la sensación general es de igualdad, de agradecimiento, de sabernos como los otros y de ver en la belleza de quienes posaron, la propia.

¿Por qué hacer las fotografías bajo esta visión debilitada? “Estamos obsesionados con el detalle, con la nitidez […] Olvidamos por momentos que la belleza se encuentra también en el error”, escribe Ávila. “Las grandes fotografías de la historia se hicieron en cámaras de cero pixeles”.

No te pierdas: Proximidad Distante: retratos de una realidad en cuarentena

La magia de las fotos de desnudo de “Miopía Pura”

Las fotos de desnudo que componen Miopía Pura fueron tomadas entre el 25 de agosto de 2018 y el 24 de enero de 2019. Y aún así, nos hacen pensar un poco en la cuarentena, que fue cuando se desarrolló el libro. Quizá porque la desnudez implica intimidad y esto evoca a momentos de soledad en el hogar, en los encuentros cotidianos —más breves de lo que deberían— que tenemos con nuestro propio cuerpo ausente de ropa que lo cubra.

La magia de estas fotos está en la rápida identificación que provocan. Nos devuelven, como apunta el artista, la capacidad de ver la belleza en el error. De cambiar los significados a través de la miopía. Y es que, de otro modo, el discurso se dirigiría a la libido, lo que no es —en este caso— el objetivo del fotógrafo.

Miopía Pura es una autopublicación de distribución gratuita y puede descargarse en la página de Jaime Ávila. Para apoyar al artista a que el proyecto crezca, es posible hacer donaciones voluntarias vía PayPal.

También lee: Entrevista: la cuarentena de una mexicana en Madrid