Cómo hacer macetas ecológicas para tu hogar

Cómo hacer macetas ecológicas para tu hogar

Ya sea de elementos reciclados o materiales de origen vegetal, puedes crear macetas decorativas y ecológicas para tu hogar, incluso con hermosos semilleros.

Tener plantas en casa siempre será una excelente idea, ya que además de aportar una decoración armoniosa y natural, algunas plantas pueden ayudarnos a purificar el aire.

Y lo mejor es que para tener muchas plantas en casa no es necesario comprar decenas de macetas para sembrarlas, sino que puedes crear las tuyas con materiales reciclados e incluso de origen vegetal.

Muchos de los materiales que tiramos a la basura podrían funcionar muy bien como macetas ecológicas. Por ejemplo, frascos y botellas de vidrio o de plástico, latas de aluminio y recipientes de plástico.

También se pueden ocupar llantas, utensilios de cocina de plástico o aluminio, e incluso ollas.

Para utilizar estos materiales es muy importante limpiar muy bien los contenedores y realizarle algunas perforaciones en la parte inferior.

Dichas perforaciones servirán para filtrar el agua de las plantas y que estas no se “ahoguen” por el exceso de líquido.

Asimismo, se pueden realizar perforaciones a los costados para colgar tus macetas ecológicas en cualquier rincón de la casa. Resulta práctico y sencillo.

También te puede interesar: Descubren que el hueso del aguacate podría utilizarse como combustible natural

Macetas con materiales de origen vegetal

Además de crear macetas con materiales reciclados como vidrio, plástico o aluminio, también se pueden hacer de material orgánico. ¡Sí, orgánico!

Para estas macetas se recomienda utilizar algunos materiales como cartón e incluso cáscaras de frutas o verduras.

Si la maceta con material orgánico es muy pequeña, se puede utilizar como semillero, es decir, para hacer germinar y crecer algunas semillas.

Una vez que se forme una planta, se puede sembrar en la tierra directamente con la maceta, ya que este material se desintegrará para crear nutrientes.

Otro producto de origen vegetal que puede utilizarse como maceta son los cajones de los muebles viejos.

Para utilizarlos, es muy importante lijar la madera hasta eliminar cualquier rastro de barniz. Después, se deben realizar perforaciones para el exceso de agua de las plantas y ¡listo!

Con estos materiales podrás tener macetas por toda tu casa sin invertir tanto dinero y ayudarás al planeta reciclando cosas que pensabas que eran inútiles.

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.

También te puede interesar: ¡Alerta! Apenas es agosto y ya hemos agotado nuestro presupuesto ecológico anual