La polémica del Premio Planeta 2021: tres hombres escondidos tras el nombre de una mujer

La polémica del Premio Planeta 2021: tres hombres escondidos tras el nombre de una mujer

El Premio Planeta 2021 reveló que la ganadora Carmen Mola no existe, sino que son tres autores. ¿Qué significa esto en un gremio editorial dominado por los hombres?

El nombre de Carmen Mola no hacía ruido a nadie hasta hace unos días, cuando se dio a conocer que no se trataba de una mujer, sino de tres hombres que, en conjunto, escribían las novelas de esta supuesta autora.

La noticia salió a la luz cuando la novela La bestia, de Carmen Mola, ganó el Premio Planeta 2021 y los tres autores salieron a declarar que ya era hora de dejar de esconderse detrás del nombre de una autora ficticia.

Pero no todos se tomaron la noticia con buenos ojos. Al contrario, en España algunas librerías han decidido retirar los libros de Carmen Mola, e incluso la Feria del Libro de Valencia está analizando la posibilidad de no invitar a los autores ganadores del Premio Planeta 2021.

Todo esto ha abierto una discusión sobre si es ético o no escribir bajo un pseudónimo. Y hay quienes han ido más lejos: ¿por qué hacerlo tras el nombre de una mujer? ¿Es esto una forma de perpetuar el patriarcado?

A primera vista, podría parecer una exageración. Pero, si tomamos en cuenta que la literatura es uno de los gremios más machistas de toda la historia, las cosas empiezan a tomar otro significado. Tres hombres ganaron el Premio Planeta 2021 a costas del nombre de una mujer, y eso no es cosa menor.

Las escritoras llevan muchos años luchando por abrirse paso en el mundo editorial, donde se estima que los hombres publican el doble de libros que las mujeres.

Si a eso le sumamos que posiblemente estas autoras no existen y que en realidad son hombres publicando con pseudónimo de mujer, es comprensible que la conversación se encienda.

Tres hombres detrás del Premio Planeta 2021

Pero vamos por partes. Los nombres reales de los tres ganadores del Premio Planeta 2021 son Antonio Santos Mercero, Jorge Díaz y Agustín Martínez, quienes publicaron una trilogía policial en la editorial Alfaguara bajo el pseudónimo de Carmen Mola.

La bestia, que se publicará próximamente bajo el sello Planeta, será el cuarto trabajo editorial de esta falsa escritora. La novela cuenta la historia está ambientada en 1834 en Madrid, durante la epidemia de cólera que castigaba la ciudad. 

En esta situación se producen una ola de asesinatos de niñas de baja condición social, que aparecen descuartizadas. Un periodista, un policía y una niña hacen todo lo posible por desentrañar el enigma que se esconde tras este crimen.

Con la premisa ya dan ganas de leer el libro, y nadie de los que ya lo han leído duda del talento de estos tres escritores. Sin embargo, ¿por qué escribir bajo el pseudónimo de una mujer?

Hay quienes piensan queAntonio Santos Mercero, Jorge Díaz y Agustín Martínez lo hicieron por dos razones. La primera, aprovechar el boom comercial que hay por publicar y leer a escritoras mujeres. La segunda, que el nombre de una escritora haciendo novelas policiacas siempre será doblemente interesante.

Casos similares se han presentado anteriormente

Hace unos años, hubo un caso relativamente similar. El nombre de la autora Elena Ferrante, bajo el cual hay libros publicados como La amiga estupenda y Las deudas del cuerpo, resultó que no era real, sino un pseudónimo.

La diferencia de aquel caso es que detrás del nombre Elena Ferrante sí había una mujer, la escritora italiana Anita Raja.

También, algunas personas pensarán en la autora de la saga Harry Potter, J.K. Rowling, que tiene algunos libros publicados bajo el pseudónimo de Robert Galbraith. Pero, aceptémoslo: las posiciones de poder de las mujeres y los hombres en el mundo editorial no son para nada equiparables.

Nadie pensaría que una mujer que escribe con un pseudónimo masculino está haciendo trampa. No sería la primera ni la última vez en la historia que eso sucede, incluso en muchas otras artes. Pero cuando sucede a la inversa, el significado es otro muy diferente.

Un asunto de marketing

Los ganadores del premio han dicho que lo hicieron, efectivamente, por temas de marketing. En una entrevista con el diario El Mundo, uno de ellos declaró: «La idea de una profesora universitaria y madre de tres hijos, que imparte clases de álgebra por la mañana y que por la tarde escribe novelas de violencia salvaje y macabra, ha sido una buena operación de marketing».

Al recibir el Premio Planeta 2021 (que además de una presea entrega 1 millón de euros en premio) los ganadores declararon que ya estaba hartos de esconderse. Y que era hora de que el mundo supiera la verdad.

Pero desde entonces, las críticas no han parado. Incluso hay quienes han exigido a la editorial Planeta revertir el premio, pues les resulta inaceptable este hecho histórico.

Para otros críticos literarios, detrás de este embrollo del Premio Planeta 2021 no hay nada de machismo. El colombiano Mario Jursich publicó en sus redes sociales que, en todo caso, es patético que se necesiten tres plumas para escribir una novela comercial de ese estilo.

Hasta el momento, la editorial Planeta no se ha pronunciado sobre las críticas que ya se acumulan en no pocas columnas de opinión en todos los diarios de habla hispana.

¿Será que la crítica logre doblegar, una vez más, las decisiones del mundo editorial como ya sucedió con los criterios del mismísimo Premio Nobel?

También te recomendamos: 5 libros que te pondrán en el ‘mood’ de otoño que necesitas