¿Por qué los perros se llevan su comida para comerla en otro lado?

¿Por qué los perros se llevan su comida para comerla en otro lado?

Tiempo de lectura: 3 mins.

Este comportamiento de tu mascota no es por mimado, existen muchas razones detrás que debes conocer.

Si cada que alimentas a tu perro, o le das un premio, has notado que corre para comerlo en otro lado, tal vez te está tratando de decir algo. Este comportamiento de huir con su comida para comerla en un lugar diferente no lo hace por mimado, o para arruinarte la alfombra, sino por varias razones que debes conocer.

Guardan comportamientos de los lobos

Los perros, por más tiernos que sean, provienen de los lobos y aún guardan semejanzas con ellos, por ejemplo, comer alejados. Los lobos tienen este comportamiento ya que, después de cazar, buscan un lugar seguro donde puedan comer y no se sientan amenazados por otro animal que les quite el alimento.

En este caso, los perros podrían buscar otro lugar para evitar que se la quites. Aunque un perro doméstico puede no estar en peligro al comer, es posible que los instintos anulen todo.

También te puede interesar: 5 acciones que seguro haces y que tu perro odia

Tu perro se lleva su comida a otro lado para buscar un lugar cómodo

Si has notado que sus premios o golosinas los disfruta en lugares como su cama, la alfombra o los sillones, tal vez es porque este lugar resulta muy cómodo para ellos. Comer en un lugar agradable sería la mejor forma de disfrutar de su comida.

No le gusta su plato de comida

Tal vez tu perro al llevarse su comida a otro lado te está dando señas de que odia su plato de comida y prefiere retirarse. Esto lo puedes notar si al momento de comer su plato se mueve mucho o “se les escapa”, o bien, tiene mezcla de muchos olores.

Procura cambiar su plato de comida por uno que esté más fijo en el suelo y lávalo cada que le pongas alimento.

Por su raza

Este comportamiento podría presentarse en razas más cercanas a los lobos como que los perros esquimales siberianos, los pastores alemanes, los gran pirineos y los alaskan malamute. Aunque este comportamiento también se ha visto en chihuahuas.

Que tu mascota elija llevarse su comida para alimentarse en otro lado, no es un comportamiento considerado como malo o que se deba corregir.

Lo mejor es dejarlo que lo haga, ya que si se le obliga a comer en su plato o zona específica solo le causaría ansiedad.