Las flores están cambiando su color para adaptarse al cambio climático

Las flores están cambiando su color para adaptarse al cambio climático

Tiempo de lectura: 2 mins.

Los animales no son la única especie de ser vivo que se ha adaptado a los cambios en el mundo, sino también las plantas.

Así como sabemos de animales que han modificado sus temporadas de reproducción o que se acercan a nuevos lugares para vivir o comer debido al cambio climático, las flores también están cambiando para adaptarse.

Y es que debido al calentamiento global y a la disminución del ozono, las flores están en constante cambio para seguir viviendo y lograr atraer a los polinizadores.

Las flores cambian por el cambio climático debido a un tema de supervivencia

De acuerdo con una investigación de Matthew Koski, la Universidad de Clemson, en Estados Unidos, las flores están llevando a la realidad el lema de “evolucionar o morir”, al cambiar el color de sus pétalos para sobrevivir a los cambios.

A través de un estudio de flores y plantas de América del Norte, Europa y Australia, de 1941 a 2017, se encontró que los pigmentos UV de estos seres se han modificado debido al cambio climático.

Los pigmentos UV, invisibles para el ojo humano, sirven para atraer a los polinizadores como abejas, mariposas, murciélagos y colibríes; y también funcionan como un protector solar para las plantas.

También te puede interesar: ¿Por qué ver imágenes de animales tiernos es bueno para nuestro cerebro?

El análisis de mil 238 flores arrojó que el pigmento UV aumentó con el tiempo en un promedio de 2% por año de 1941 a 2017. Pero, estos cambios variaron según la forma de la flor.

En las flores en forma de “platillo”, con polen expuesto, el pigmento UV aumentó cuando los niveles de ozono disminuyeron. Además, este pigmento disminuyó en zonas donde el ozono aumentó.

Las flores con el polen oculto, dentro de sus pétalos, disminuyeron su pigmento UV conforme aumentaron las temperaturas, no el ozono.

El comportamiento de estas últimas plantas, debido a la temperatura y no al ozono, podría deberse a que el polen está “protegido” por los pétalos y no la afectaría la disminución del ozono.

Aunque estos cambios podrían pasar desapercibidos ante nuestros ojos, quienes realmente lo ven son los polinizadores, encargados de llevar el polen a otros lugares para el crecimiento de nuevas plantas.