Madagascar busca plantar 60 millones de árboles

Madagascar busca plantar 60 millones de árboles

Tiempo de lectura: 3 mins.

El próximo 26 de junio Madagascar conmemora el 60 aniversario de su independencia. Para celebrarlo ha lanzado un ambicioso programa para restaurar los bosques de la isla.

Madagascar es la isla más antigua del mundo y la cuarta más grande, alberga una asombrosa variedad de vida vegetal y animal. Entre 2001 y 2018 perdió alrededor de un quinto de su cubierta arbórea, según datos de Global Forest Watch.

El proyecto de reforestación forma parte de las acciones del gobierno del presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, quien prometió restaurar los bosques. Comenzó el 19 de enero, donde cerca de 10,000 personas se unieron para sembrar las primeras plantas (antes del distanciamiento social).

“El gobierno tiene el desafío de hacer de Madagascar una isla verde nuevamente. Animo a las personas a proteger el medio ambiente y reforestar para el beneficio de las generaciones futuras”, dijo en la inauguración del proyecto.

En tan solo unas horas, se plantaron alrededor de 1 millón de árboles y semillas en más de 500 héctareas (1,235 acres), un área más grande que la de Central Park en Nueva York. La destrucción de los bosques de Madagascar, podría causar la muerte de muchas especies endémicas, que no se encuentran en ningún otro lugar del planeta.

Meses de planificación y un esfuerzo nacional masivo, lograron acumular semillas y poblar viveros, para lograr el lanzamiento. El proyecto es particularmente significativo teniendo en cuenta que la isla africana es el hogar de muchos ecosistemas únicos y en peligro de extinción.

Madagascar alberga una gama diversa y ecléctica de flora y fauna que no se encuentran en ningún otro país. De hecho, el 92% de sus mamíferos y el 89% de sus especies herbáceas sólo existen en la isla.

Te puede interesar: Conoce la Fundación Audemars Piguet

Lamentablemente, el 44% de la cubierta forestal natural ha sido destruido desde la década de 1950, lo que lleva a muchas especies a estar en peligro, según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza.

Rajoelina, es un defensor abierto de la campaña de reforestación y una de las razones por la cual el proyecto ha ganado tanta popularidad. Él plantó el primer retoño el día del lanzamiento, que ocurrió tan sólo un año después de asumir el cargo.

El increíble esfuerzo, se debe a numerosas organizaciones sin fines de lucro, ministerios gubernamentales, escuelas e incluso al ejército. Durante meses plantaron semillas en viveros y supervisaron la logística, que incluía recolectar 200,000 semillas y transportar los materiales necesarios.

Se recolectaron aproximadamente 100 millones de plántulas para la campaña nacional. Para Madagascar, se combinaron 25 semillas en cada bolsa y se lanzaron sobre la región de Ankazobe.

Para alcanzar regiones menos accesibles de la isla, se utilizó también la reforestación aérea, que consiste en bolsas de semillas distribuidas a través de aviones desde el cielo. Se espera que germinen con éxito por lo menos el 60% de éstas.

Gran parte de los bosques del planeta fueron destruidos durante el siglo pasado. Las campañas nacionales de reforestación, junto con tecnologías innovadoras, podrían rehabilitar estos ecosistemas esenciales para la vida.