Una compañía privada está dispuesta a buscar vida en Venus
Imagen de Venus: NASA.

Una compañía privada está dispuesta a buscar vida en Venus

Tiempo de lectura: 3 mins.

El futuro de la investigación espacial parece estar en manos de la iniciativa privada, o eso muestra Rocket Lab, que planea llegar a Venus en 2023.

En la época de la Carrera Espacial, veíamos a los gobiernos de Estados Unidos y Rusia competir por todos los récords posibles: quién daría la primera vuelta a la Tierra, quién pasaría más tiempo en el espacio, quién llegaría primero a la Luna… Hoy, el futuro de la investigación espacial ya no está solo en las manos de aparatos gubernamentales. La iniciativa privada ha desarrollado cada vez más tecnología y ya hemos visto como personas como Elon Musk han conseguido aventajar a la propia NASA con proyectos como Space X. Ahora la compañía de origen neozelandés Rocket Lab planea ir a Venus en 2023.

La coyuntura es perfecta. Hace solo unos días, la comunidad astronómica anunció que se ha detectado fosfina en la atmósfera de Venus. La fosfina —o fosfano— es un gas que se produce de manera natural durante el proceso de degradación de materia orgánica. Esto es un indicio de la posibilidad de encontrar vida en nuestro planeta vecino.  

Lanzamiento del Complex 1 de Rocket Lab en junio de 2020.

No te pierdas: Space Hero, el reality show que puede llevarte, literalmente, al espacio

Rocket Lab y su misión a Venus en 2023

Con estas noticias, resulta ideal que Rocket Lab tenga suficiente tecnología para ir a Venus en 2023. Ya que la misión puede dedicarse, precisamente, a comprobar la existencia de vida en el segundo planeta del Sistema Solar. Por supuesto, el interés de Rocket Lab no es único. Ante la noticia de la fosfina, la corporación espacial rusa Roscosmos, también ha considerado una misión urgente, pero la suya estaría lista hacia 2027. Y, por supuesto, la NASA tendrá la suya.

Estamos, por lo visto, en una nueva competencia en el cosmos, pero esta vez hay más actores involucrados en ella. Quizá las expediciones de Roscosmos y la NASA tendrán más tiempo para ser planeadas de acuerdo con objetivos estratégicos, pero en la época de la inmediatez, la misión de Rocket Lab robará atención por su velocidad. Esto, cabe aclarar, se debe a que la empresa ya había mostrado un interés en Venus previo a las noticias recientes que ha dado el planeta.

La misión será ir y ver si encontramos vida. Obviamente la fosfina le añade fuerza a esa posibilidad, así que creo que debemos ir y echar un ojo”, dijo Peter Beck, fundador de Rocket Lab al New York Times. En caso de que esto suceda, la compañía —que tiene sede en Long Beach, California—, podría hacer historia.

Un poco de humor de Nueva Zelanda en la nueva carrera espacial.

También lee: Space Perspective está lista para llevar turistas al espacio ¡en globo!