Con energía solar, científicos obtienen agua potable a partir de agua salada

Con energía solar, científicos obtienen agua potable a partir de agua salada

Tiempo de lectura: 2 mins.

· Zonas costeras áridas podrían beneficiarse de este sistema de bajo costo.

Investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) en China crearon un dispositivo pasivo alimentado por energía solar, capaz de desalinizar casi 7 litros de agua salada por hora. El sistema incorpora capas múltiples de evaporadores y condensadores solares, cubiertas con un aislamiento de aerogel transparente. 

El dispositivo, muy similar a los usados para destilar licor, utiliza paneles planos que absorben el calor. Después de esto, el calor se transfiera a una capa de agua que comienza a evaporarse. Este vapor se condensa en el siguiente panel y el agua resultante se recolecta, mientras el calor de la condensación se reutiliza y pasa a la siguiente capa. 

El sistema se probó en la azotea del edificio del instituto y suministró agua pura que excedió los estándares de agua potable de la ciudad, a una tasa de 5.78 litros por metro cuadrado de área de recolección solar. Según Evelyn Wang, profesora de ingeniería mecánica y jefa del estudio, esto es más del doble de la cantidad récord producida previamente por cualquier sistema de desalinización pasivo con energía solar. 

Energía solar en Wokii
Dispositivo desalinizador de energía solar

No te pierdas: Give Power lleva agua potable a Kenia



De acuerdo con Wang y el resto de los investigadores, el sistema utiliza materiales bastante baratos y de fácil obtención. Lo anterior, sumado al aprovechamiento de calor del dispositivo, hace que éste sea de bajo costo y comunidades necesitadas tengan fácil acceso a él. 

Los científicos también creen posible la construcción de un tipo de dispositivo que flote en un cuerpo de agua salada, el cual podría entregar agua fresca de manera constante y pasiva a través de tuberías instaladas en la orilla. Eso sí, siempre y cuando exista energía solar suficiente todos los días. Otros sistemas posibles son los diseñados para un solo hogar, instalados en un pozo poco profundo de agua de mar bombeada o transportada. Éste podría ser de no más de un metro cuadrado y podría satisfacer las necesidades de una familia entera por menos de 100 dólares.