8 datos curiosos que debes conocer sobre los perezosos

8 datos curiosos que debes conocer sobre los perezosos

Tiempo de lectura: 4 mins.

Los perezosos son animales adorables por el simple hecho de existir, y es que la ternura de sus facciones nos hacen amarlos cada vez más.

En camisetas, tazas, stickers y hasta anuncios, las caritas de los perezosos han conquistado muchos corazones. Pero no es la única razón por la que los amamos. Desde la forma en que las madres perezosas dan a luz, hasta la impresionante forma en que pueden girar la cabeza, estos datos curiosos te harán amarlos aún más. 

Existen dos tipos de perezosos que deambulan lentamente por las selvas tropicales de América Central y del Sur. Perezosos de dos dedos y de tres dedos, y de cada tipo existen seis especies diferentes. La Federación Mundial de Vida Silvestre apunta que el perezoso pigmeo de tres dedos se encuentra en peligro de crítico. 

Para vigilar a esta especie en peligro de extinción, se creó un robot que vive infiltrado, SlothBoth. Los perezosos se dividen en grupos de “dos dedos” y “tres dedos”, ambos tienen tres garras en sus patas traseras. Es en el primer grupo en el que en sus patas delanteras cuentan solo con dos dedos.

Aman su hogar

Los perezosos son animales que adoran quedarse en casa tanto como sea posible, es por eso que permanecen en los árboles la mayor parte del tiempo. Esto se debe sobre todo a que así se mantienen a salvo de posibles depredadores. Según la BBC, un perezoso típico solo abandona su árbol una vez a la semana para ir al baño a otro árbol. 

Foto: Unsplash

Dan a luz en los árboles

Las perezosas tienen a sus crías colgadas de algún árbol, luego del nacimiento, la madre perezosa levanta a su bebé y lo coloca sobre su vientre, esta cómoda posición mantiene protegida a su cría. 

Su cabeza gira casi por completo

Según National Geographic, el perezoso de tres dedos tiene una o dos vértebras adicionales en el cuello. Gracias a esto, les es posible girar  la cabeza 270º, es decir casi por completo sobre su mismo eje. 

Un gran apetito

Debido a que pasan la mayor parte del tiempo colgados de los árboles, comen en su mayoría hojas y frutas. Algunas ocasiones se pueden topar con algún insecto larvario o huevo de pájaro que les brinda proteínas. Sin embargo, les encanta comer y al igual que las vacas, los perezosos tienen un estómago con cuatro cámaras separadas. 

Pero todo es lento en un perezoso y puede tardar hasta diez veces más que una vaca en digerir su comida. Cuando su barriga está llena puede representar entre el 20 y 30 por ciento de su peso corporal. Su lento sistema digestivo significa que podría tomar cerca de un mes procesar una comida. 

El sueño es sagrado

Foto: Pixabay

Este animal parece que lo que más disfruta es tomar una siesta, incluso despiertos hacen solo los movimientos necesarios. De acuerdo a la Federación Mundial de Vida Silvestre, los perezosos duermen de 15 a 20 horas al día. 

Su pelaje es hogar de otros insectos

A esta criatura de lentos movimientos le crece una capa de algas que le ayuda a disfrazarse para camuflarse con los árboles. La sustancia viscosa y verde puede mantener a toda una comunidad de insectos sin que el perezoso mueva un solo músculo. Según National Geographic, un perezoso puede albergar cientos de polillas, escarabajos, cucarachas y gusanos. 

Amantes de la natación

Aunque no son los animales más deportivos, los perezosos disfrutan de nadar. Esto no significa que lo hagan a gran velocidad, pero según National Geographic, los perezosos se mueven mucho más rápido en el agua que en tierra firme. 

Existen desde la Edad de Hielo

Tal vez no los perezosos que conocemos hoy en día, pero el perezoso terrestre gigante o Megatierro, sí. Contaba con el tamaño de un elefante y vagaba por la tierra durante la Edad de Hielo. Estas criaturas pudieron haber vivido con humanos y al mismo tiempo haber sido cazados por estos, según el Museo de Historia Natural del Reino Unido.

Foto: Unsplash