No solo son ambulancias: Día Internacional de la Cruz Roja

No solo son ambulancias: Día Internacional de la Cruz Roja

La Cruz Roja es una institución pública, internacional y muy noble. ¿Qué tanto sabes de ella?

Este 8 de mayo se conmemora internacionalmente a la Cruz Roja y a la Media Luna Roja. Una institución que todos conocemos, pero tal vez no tanto como creemos. Aquí algunos datos que, muy probablemente, no habías tomado en cuenta para recordar que no solo son ambulancias y conocer más sobre la labor de esta noble institución.

1. La Media Luna Roja

Para empezar, es muy común que la mayoría de los mexicanos, por ejemplo, no sepamos que la Cruz Roja también es llamada la Media Luna Roja. Esto se debe que al ser la red humanitaria más grande del mundo, fue necesario adoptar un símbolo ”amigable» para actuar en los países de mayoría de población musulmana. Pero no lo olvides ya sea cruz o media luna los objetivos son los mismos: ayudar.

2. No solo son ambulancias

Así es. Podríamos pensar que la Cruz Roja en todo el mundo únicamente sirve para recoger heridos o cuando hay un problema de salud en casa. Pues no y no. Las labores de esta institución son trascendentales y tienen más importancia en el mundo que simplemente mandar ambulancias en caso de emergencia. Mediar en conflictos en territorios en guerra, ayudar a los niños en situación o abandono por cuestiones de territorios ocupados, atender a la gente en peligro y proveerles de techo y agua, asistencia psicosocial, protección de personas vulnerables o en peligrosos situaciones políticas o de guerra, son, entre otras varias cosas más, labores que esta red humanitaria realiza a lo largo y ancho de la Tierra. Su labor es en estado de guerra o en tiempos de paz.

3. Respeto y neutralidad

La Cruz Roja y la Media Luna Roja nacen gracias a la famosa Convención de Ginebra. Justamente ahí se le otorga su carácter de inmunidad y neutralidad en cada conflicto ya sea armado, guerra, de enfermedad, catástrofe natural o política, etc. ¿Qué quiere decir? Simplemente que todo el mundo está obligado a respetar los territorios o representantes que porten estos símbolos (no agredirlos, pues). Además, debe proveer a sus representantes y redes de ayuda humanitaria todas las facilidades o no interferir con ellas, para cumplir con los fines por la que fue creada.

4. No es una cruz religiosa

Ojo, parece regaño, pero no hay que confundir. Aunque en el sentido estricto del término y gráficamente es una cruz, no tiene que ver con simbolismo de religión cristiana o de otro tipo. Cuando en 1863, cinco hombres de Ginebra, entre ellos Henry Dunant (reconocido como el fundador de esta gran red humanitaria), establecieron el Comité Internacional de Socorro a los Heridos, que más tarde se convertiría en el Comité Internacional de la Cruz Roja, eligieron este símbolo de una cruz roja sobre fondo blanco porque era el inverso de la bandera suiza. Siempre se ha cuidado desde su nacimiento ese carácter de neutralidad, pero para no dejar nada en el aire, más tarde surgió la Media Luna Roja para atender la región de mayoría musulmana.

5. Apoyo y celebración mundial

Más de 13,000 miembros, en más de 90 países del mundo, entre médicos, enfermeras, paramédicos, voluntarios, administrativos, etc. forman parte de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, una de las instituciones más respetadas –y queridas– del mundo. Su financiación es pública y sus redes de apoyo siempre están buscando fondos (donativos) para seguir subsistiendo y continuar en funcionamiento. Eso es “la humanidad en acción”, como dice parte de los postulados. 

Así que ya lo sabes, este 8 de mayo tenemos que recordar la historia de esta gran institución, pero también hay que apoquinar con algo de dinero o apoyo en especie, para que sigan ayudando a quien lo necesite y promoviendo siempre las leyes de la guerra. 

Suscríbete aquí a nuestro newsletter semanal y recibe buenas noticias directamente en tu correo electrónico.