¡Biden actúa! Estados Unidos se reintegra al Acuerdo de París y a la OMS

¡Biden actúa! Estados Unidos se reintegra al Acuerdo de París y a la OMS

Tiempo de lectura: 5 mins.

El día de ayer fue un momento histórico para Estados Unidos y para el mundo, porque además de tomar la investidura como presidente, Joe Biden confirmó su regreso al Acuerdo de París y a la OMS, entre otras acciones.

Era 5 de octubre de 2016. Un día crucial para el futuro del planeta. Millones de personas en más de 55 países celebraban la firma de un tratado que prometía evitar un cambio climático peligroso. Manteniendo el calentamiento global muy por debajo de los 2 °C y prosiguiendo los esfuerzos para limitarlo a 1,5 °C: hablamos del Acuerdo de París.

Entre las naciones participantes, por supuesto, se encontraba Estados Unidos, quien apoyaba enormemente los esfuerzos y la causa principal del primer acuerdo universal y jurídicamente vinculante sobre el cambio climático, adoptado en la Conferencia sobre el Clima de París (COP21) en diciembre de 2015.

Después, Donald Trump asumió el poder como presidente de Estados Unidos y en 2017 solicitó a la ONU retirar al país del Acuerdo de París. La respuesta, afortunadamente, no se dio con rapidez. Tuvieron que pasar tres largos e intensos años para que la demanda surtiera efecto.

Era oficial. Para noviembre de 2020, Estados Unidos ya no formaba parte del proyecto impulsado por Francia creado para frenar el cambio climático. Y fue así que se convirtió en el primer país del mundo en desprenderse del tratado.

Una de las principales medidas adoptadas por los gobiernos implicados, que significaba un notable avance era que los países desarrollados quieren mantener el actual objetivo colectivo de movilizar 100,000 millones de dólares al año en 2020 y ampliar esta norma hasta 2025. Para luego de ese periodo, establecer un nuevo propósito aún más ambicioso. Sin embargo, la decisión del entonces presidente Trump paralizó la resolución.

El Acuerdo de París y la OMS, asuntos prioritarios para Joe Biden

Paradójicamente, el mes en que se formalizó esta explosiva separación, fue también cuando se arrojaron los resultados preliminares de las elecciones para elegir al nuevo presidente de Estados Unidos. El candidato demócrata, Joe Biden, obtenía una clara ventaja contra Donald Trump.

Como resultado, a menos de 24 horas de tomar la investidura el día de ayer, Joe Biden ha declarado que sus primeras órdenes ejecutivas se centran en: frenar la construcción del muro fronterizo, y regresar a la OMS y al Acuerdo de París. Lo cual tardará 30 días para hacerse vigente.

«Algunas de las acciones ejecutivas que voy a firmar van a ayudar a cambiar el curso de la crisis del Covid-19. Y vamos a combatir el cambio climático de una manera que no lo hemos hecho hasta ahora«, confirmó Biden.

De acuerdo con la agencia AFP, después de cuatro años de presidencia de Trump, los expertos consideran que el demócrata deberá restaurar la credibilidad de Estados Unidos en el escenario internacional proponiéndose objetivos concretos con miras a lograr la neutralidad de carbono para 2050.

Por esta razón, Biden planea reunir a los líderes de los países más contaminantes en una cumbre, en la que pretende convencerlos de hacer más ambiciosos sus compromisos medioambientales. Por ejemplo, Emmanuel Macron, presidente de Francia, ya ha reaccionado a su llamado.

“Es importante que Estados Unidos demuestre que está decidido, y especialmente en casa”, dijo David Waskow, del World Resources Institute, un centro que aboga porque Estados Unidos establezca una reducción del 45% al 50% en las emisiones totales de gases de efecto invernadero para 2030, respecto de los niveles de 2005.

EU decidido a frenar el calentamiento global

Y para comenzar a cumplir con estas premisas, las acciones inmediatas que Biden deberá llevar a cabo son:

  • Bloquear el oleducto Keystone XL, un proyecto que permitiría traer grandes cantidades de petróleo de Canadá a las costas de Texas, para ser refinado.
acuerdo de parís
  • Detener la perforación de petróleo y gas en Bears Ears y Grand Staircase-Escalante, dos enormes monumentos nacionales en Utah, que además se consideran áreas verdes protegidas.
  • Recuperar el cuidado del refugio nacional de vida silvestre del Ártico.
  • Imponer límites estrictos en materia de metano para las nuevas infraestructuras petroleras y gasíferas.

Finalmente, Joe Biden confirmó el regreso de su participación a la OMS; prometió detener la construcción del muro con México, y derogar el veto a los viajeros de 11 países en su mayoría musulmanes. En cuanto al programa DACA, indicó que protegerá la deportación de aproximadamente 650,000 indocumentados. Y envió al Congreso una iniciativa de ley con la que ofrecerá la ciudadanía a 11 millones de personas sin papeles.

El plan suena ambicioso. Los cambios son decisivos y aparentemente los beneficios serán incalculables.

De lograrse, más que tener un personaje carismático al frente de un país comprobaremos que son las acciones las que lo definen, no sólo las palabras.

También lee: Ella dirigirá la batalla contra el cambio climático en Estados Unidos